Con un día de trabajo se compraban 2 cauchos

Sammy Martínez | Archivo |

En una odisea se ha convertido la vida del transportista, quien no solo debe lidiar con el alto costo de la vida y la inseguridad a la que permanentemente está sometido, sino que también debe vivir enfrentado a los usuarios por responsabilidad del Gobierno nacional.

Pedro Jiménez, representante del sector, tomó la palabra este martes durante la sesión de la Asamblea Nacional (AN), donde aseguró que más del 80 % de las unidades están deterioradas, por lo cual alertó que están frente a una situación de colapso y ruina.

“La vida útil de esos vehículos hace mucho tiempo que dejó de serlo. El parque automotor que presta servicios en Venezuela es de vieja data, los insumos que necesita el sector no se consiguen y creo que no existen en el país. El sector transporte tiene buenas intenciones, pero a veces también de buenas intenciones se muere”, expresó.

Recordó que hace 12 años, con lo que obtenía en un día de trabajo podía comprar dos cauchos y aún llevar el sustento para su hogar, mientras que en la actualidad, ni siquiera con tres meses de trabajo puede comprar los seis cauchos que requiere su unidad.

“Hoy un dueño de una camioneta o microbús si se le daña el motor o una pieza del motor recorre toda Venezuela y tiene que traspasar la frontera para conseguir (…) Es imposible en las condiciones actuales prestar un servicio de primera porque el pasaje que cobramos es de cuarta”, aseguró.

En cuanto al pasaje estudiantil, indicó que no están en la capacidad para transportar a un joven de manera gratis. En ese sentido, la diputada Gaby Arellano refirió que de 10 personas que reciben el servicio, 4 o 5 son estudiantes.

“Los transportistas no están en un plan subversivo sino llamando la atención del país porque han acabado con la reivindicación de los estudiantes y el Gobierno se ha robado el dinero”, apuntó Arellano.

El Parlamento acordó hacer una inspección a las proveedurías y revisar el “cementerio” de Yutong, puesto que de 7 mil unidades que se adquirieron, 3.500 están “en la basura”, según el diputado Jony Rahal.

 

Memoria y Cuenta

De igual forma, se aprobó este martes un Proyecto de Acuerdo en rechazo a la falta de presentación de la Memoria y Cuenta por parte del vicepresidente de la República, Tareck El Aissami.

El jefe de la fracción opositora, Stalin González, en representación de la cámara, indicó que ante la gravedad en materia económica, de salud, alimentaria, educativa y de seguridad ciudadana, el Gobierno solo hace “como el avestruz, esconder la cabeza en la tierra” para evitar el reconocimiento de la realidad.

“Creen que ocultándose en las togas de los magistrados, van a ocultar la realidad del país y el mal Gobierno. No es un asunto de capricho sino de Estado. La Constitución les atribuye venir al Hemiciclo a rendir cuentas (…) Nuestra dependencia del petróleo ha llegado al 98 por ciento porque destruyeron nuestro sistema productivo”, sostuvo.

Enfatizó que tras cuatro años consecutivos de recesión económica, no hay duda de que el 2016 es el peor año en la historia del país.

Dicho Proyecto de Acuerdo persigue denunciar la violación del artículo 187, numeral 3, y el 244 de la Carta Magna por parte de la Sala Constitucional del TSJ y exigir tanto al Vicepresidente como a los Ministros que presenten inmediatamente la gestión de sus despachos correspondientes al año 2016.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios