En decadencia la educación venezolana por crisis #06Sep

Tomado de El Nacional | Ilustración : Lizzie Suarez |

Crítica es la situación por la que atraviesan padres de familia al saber que no podrán ni si quiera cubrir lo básico para que sus hijos puedan recibir una educación de calidad, los estudiantes volverán a las aulas en las próximas semanas, muchas instituciones aún no le comunican a la comunidad estudiantil cuál será el monto oficial del pago.

Fausto Romeo, presidente de la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados, alertó que “como resultado del incremento del salario mínimo a 1.800 bolívares soberanos, los presupuestos de los planteles se verán afectados, se reducirán las nóminas y por lo menos 400 colegios en todo el país cerrarán”, reseñó El Nacional.

“Cuando se realicen las asambleas en las escuelas, más de un padre dirá que no puede pagar la cuota y si no hay matrícula suficiente, los estudiantes restantes deberán migrar a otros planteles y el colegio cerrará, estamos evaluando aún en el impacto”, expresó Romeo

La educación ha sido uno de los rubros más afectados como consecuencia de la situación económica, política, social que atañe al país en los últimos años, anteriormente los padres buscaban cambiar a sus hijos de su colegio de origen a uno más económico para continuar con sus estudios, actualmente con la deserción en cualquier ámbito es difícil que puedan optar por está solución.

Los pocos detalles que ofrece la Gaceta Oficial respecto al modo de pago del nuevo salario, llevan a los representantes  a dudar del pago mensual de las colegiaturas privadas y a los niños que estudian en escuelas los padres pensar en una estrategia para poder compensar la falta de calidad implementada en dichas instituciones.

Además Romeo indicó que “intentarán conservar los escalafones profesionales  de mantener un diferencial de escalafones, no todos los profesionales pueden ganar igual, hay grandes diferencias, existe una meritocracia que el Gobierno debe entender y respetar”

La red de escuelas Fe y Alegría, que depende en más de 90% del subsidio del Ministerio de Educación para funcionar, espera que se mantenga el apoyo gubernamental, debido a que de manera independiente le resultaría imposible trabajar.

El pago de la mensualidad a los profesores sin dejar de sacar cuentas ni a un lado el costo de los artículos escolares el cual tienen un alto costo, más el traslado y todos los gastos que acarrean el traslado a las diferentes instituciones.

“Si nos cortan el subsidio duraríamos activos máximo dos meses, y estaríamos obligados a cerrar, porque no tendríamos cómo pagarle a los trabajadores. Nada de todo lo que sucede nos es ajeno”, expresó Luisa Pernalete, del Centro de Formación e Investigación de Fe y Alegría.

Para el período escolar 2015-2016 a 2017-2018 la educación privada sufrió una pérdida de alrededor de 1 millón de estudiantes, es decir, pasó de más de 2 millones de alumnos, que constituía 30% de la educación en general, a 1,2 millones, informó Fausto Romeo, presidente de Andiep.

El presidente Nicolás Maduro anunció este martes 4 de septiembre la designación de Aristóbulo Istúriz como ministro para la Educación, en sustitución de Elías Jaua.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios