¡Guardia escucha, tu madre está en la lucha!

Sammy Paola Martínez | Fotos: Oswaldo Azuaje/AP/Sammy Martínez |
Anti-government protesters stage a sit-in blocking the Franciso Fajardo highway during a women's march against repression in Caracas, Venezuela, Saturday, May 6, 2017. Thousands of women wearing white and carrying flowers marched to ask for a stop of repression and to pay tribute to those who were killed in weeks of violent demonstrations calling on President Nicolas Maduro to step down. (AP Photo/Ariana Cubillos)

Las mujeres y madres venezolanas acudieron a la convocatoria que hiciera la oposición para este sábado, en la cual pretendían exigirle al ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, el cese de la represión. El color blanco, la bandera de Venezuela y carteles de “No soy terrorista” abundaban en esta manifestación que inició a las 10 de la mañana en la Plaza Brión de Chacaíto.

¡Cobardes! gritaban al ver que la ruta que tomarían era obstaculizada por piquetes femeninos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quienes con la vista perdida en el horizonte no solo aguantaban el sol sino las palabras de quienes no encuentran comida, pierden un familiar por falta de medicamentos o despiden a sus hijos en Maiquetía o en un cementerio.

Eran las 11 de la mañana cuando el oficial Chacón, quien comanda las acciones de la PNB, de manera pacífica – como se ha caracterizado en otras movilizaciones- advertía que no transitarían por la Avenida Libertador porque los dirigentes no se encontraban en el lugar. Fue la excusa perfecta para el impedimento, pero el guáramo y quizá la rabia invadía a cientos de mujeres que querían llegar al centro de Caracas, así que decidieron tomar el escenario clave de este mes de lucha: la Autopista Francisco Fajardo.

Empalmaron con la Principal de Bello Monte, mientras la Guardia colocaba rejillas metálicas y tanquetas en la autopista a la altura de Chacaíto, sin ninguna necesidad, porque la entrada la harían un poco más adelante, como en efecto sucedió sin ningún inconveniente.

Con el canto de Venezuela y el rezo del rosario, lograron llegar hasta la altura del Centro Comercial El Recreo, lugar que ha protagonizado las peores represiones en los últimos días. En esta oportunidad, los efectivos castrenses evitaron disparar bombas lacrimógenas horizontalmente.

“Guardia escucha, tu madre está en la lucha”, “No tenemos escopetas, nuestras armas son las tetas”, eran las consignas que se repetían sin chistar.

Ante la presencia de las rejillas metálicas, la presidente de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, Rafaela Requesens, indicó que no podían colocar piquetes “humanos” porque con la cantidad de mujeres fácilmente podrían pasarlo. “Es la forma que tienen para separar el oeste del este, y es que no se dan cuenta que las mujeres que viven en el oeste de Caracas también quieren cambio y hoy han venido a acompañarnos”, dijo.

Como era de esperarse, hicieron entrada los “valientes” tapando sus rostros y con máscaras en sus bolsos. Pero la dirigencia opositora pidió que dada la convocatoria, solo estuvieran al frente las mujeres. Con ello se evitó en gran medida un episodio de violencia que para nada convenía pues había personas en sillas de rueda o con algún otro impedimento físico.

Llegar hasta cualquier organismo y en este caso al Ministerio de Interior y Justicia se ha vuelto realmente una proeza. Es por ello que la viceministra de Gestión de Riesgos, Rosaura Navas, se acercó hasta la autopista para escuchar el petitorio de las diputadas a la Asamblea Nacional, no obstante, “amenazas de bombas con pintu-ra” ocasionaron que se llevaran a la funcionaria de lugar.

Mientras tanto el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, le recomendaba a su ex secretaria de gobierno, Adriana D’Elia y a la parlamentaria Amelia Belisario que se trasladara una comisión hasta el Ministerio para conversar con Reverol y asegurarle que él es responsable directo de las más de 40 muertes que hasta este sábado 6 se han registrado.

“Hay que insistir, ustedes son diputadas y mujeres. La gente se retira de la autopista si él las recibe. Tienen que notificarle que además la unidad tiene prevista una marcha para la Asamblea este lunes. Él se va a contener de dirigirse a ustedes con irrespeto porque son mujeres”, decía.

Paralalemente, artistas como Viviana Gibelli y Paula Bevilacqua, y periodistas como Rebecca Moreno, acompañadas de la cantante Rummy Olivo, invitaban a cantar Venezuela y a preguntarle a los GN “dónde está Leopoldo”.

A pesar de los empujones y malos gestos de los efectivos y periodistas oficialistas que se encontraban encima de las tanquetas documentando el momento, las mujeres resistían en defensa de los hijos que han sido maltratados, pero sobre todo, en defensa del país porque “no nos da la gana una dictadura igualita a la cubana”.

La espera por la viceministra se hacía ya innecesaria; esperaban que esos funcionarios que eran  hijos, padres, hermanos o esposos de las asistentes abrieran las rejillas y permitieran el paso pacífico, pero no sucedió. Así llegaron las 2:30 de la tarde y ya la mayoría de las mujeres se habían retirado. La negativa del paso, la espera por la funcionaria y el agotamiento conllevaron a que la dirigencia sugiriera abandonar el lugar en paz.

De regreso, aún el ánimo y la energía continuaban intactos en algunas, así que decidieron formar barricadas y advertir que no habría paso en señal de rechazo a los funcionarios de seguridad del Gobierno, “porque hace rato dejaron de servirle al Estado”. Los jóvenes que quisieron hacer lo propio más temprano aprovecharon la ocasión para taparse sus rostros, sacar sus escudos caseros y subir nuevamente a la Autopista Francisco Fajardo, donde los esperaban cerca de 100 GN motorizados.

La expectativa por el momento duró poco, porque aunque avanzaron el paso, la orden fue abandonar el lugar y no tocar a estos muchachos que llevaban en sus manos piedras y molotov.

Sin represión culminó esta jornada de protesta. Es probable que estos funcionarios tuvieran a algún familiar en la Autopista exigiendo el respeto a los derechos humanos y rechazando la convocatoria de Maduro a una Asamblea Nacional Constituyente a su conveniencia.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios