Imputados vendedores de agua adulterada en la Divina Pastora

El Ministerio Público imputó al propietario de Inversiones Rodríguez Jardín, C.A (licorería), Kenmer Parra, y a su empleado, Sandro Ramos, quienes fueron detenidos cuando borraban con acetona la fecha de vencimiento de seis mil envases plásticos con agua mineral, que intentaron vender en la procesión de la Divina Pastora el pasado fin de semana.
La aprehensión y el decomiso se realizó el 13 de enero de este año, un día antes de la procesión, por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana conjuntamente con representantes del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso y Bienes y Servicios, en la sede de la referida licorería, ubicada en la calle 37 entre avenida Venezuela y calle 27, en Barquisimeto, sitio por donde pasarían los feligreses.
 
La fiscal 9° de Lara, Nohelia Hernández, imputó a ambos hombres por presuntamente incurrir en los delitos de comercialización de bienes nocivos para la salud y envenenamiento de agua potable, previstos y sancionados en la Ley para la Defensa de las Personas en el Acceso de Bienes y Servicios y en el Código Penal.
 
Parra y Ramos fueron presentados ante el Tribunal 5° de Control de Lara, instancia que acogió la precalificación fiscal y otorgó una medida cautelar a ambos, la cual consiste en presentación periódica cada 30 días ante esa instancia judicial.
 
Los seis mil envases de agua vencida, se encontraban en 250 cajas, las cuales fueron decomisadas, y actualmente, se le hacen las experticias correspondientes para su destrucción.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios