Lactancia materna exclusiva: fuente de amor al niño sano #24Ago

Nota de Prensa | Foto: NP |

En el mes de la lactancia materna celebrado en todo el mundo, la Gobernación Bolivariana de Lara con la orientación de la Secretaría de Salud, estimula a las madres a mantener la meta de alimentación de lactancia exclusiva los seis primeros meses de vida de los niños y niñas larenses. La lactancia materna es la forma ideal e inigualable de nutrir y promover el correcto desarrollo del bebé, dar pecho hace crecer el amor entre la madre y el hijo, además de brindar seguridad y  tranquilidad al bebé

Es por ello que diferentes ambulatorios en diversos puntos del territorio nacional celebran la graduación al momento de cumplirse la meta, motivando la labor para que se multiplique a las demás madres y así garantizar el sano crecimiento a los pequeños, para la doctora Danny López, quien es especialista en el tema y directora del ambulatorio Don Felipe Aponte de Cabudare, el lactante debe recibir solo leche materna, “sin otro alimento ni suplemento sólido o líquido que incluya agua y con la frecuencia que quiera el niño tanto de día como de noche”.

La  orientación para las madres es desde el primer día de vida,  “la succión debe ser desde la aureola y no al pezón, para que el bebé no se llene de gases y no cause daños al miembro de la mamá, además es recomendado no usar biberones, tetinas ni chupetes”, señaló la directora del ambulatorio, otros expertos consultados señalan que la Organización Mundial de la Salud (OMS), y las sociedades médicas recomiendan este alimento los primeros seis meses de vida, ya que es el más adecuado para las necesidades del bebé, por encima de cualquier otro artificial.

Antecedente a investigaciones realizadas en comparar la alimentación entre biberones y sustancias artificiales con lactancia materna exclusiva; el mismo arrojó que los niños se enferman menos cuando no consumen sustancias químicas, así lo ratifica un testimonio consultado sobre su experiencia al reconocer que su bebé no se enferma muy a menudo en comparación a otros, “desde el primer día de su nacimiento lo estoy amamantando y he notado más apego hacia el niño y el acelerado crecimiento sano que he visto en él”, manifestó Yelitza Gutiérrez.

En el mes de agosto se festeja la alimentación exclusiva de quienes se amamantaron sólo con lactancia exclusiva  y los centros de salud organizan su graduación; es por ello que recientemente 20 niños se vistieron con toga y birrete en el Ambulatorio Don Felipe Aponte, y el padrino de graduación fue el ex – pelotero profesional Robert Pérez, quien dio su testimonio de su alimentación durante niño.

“Desde bebé fui amamantado solo por mi madre, y créanme que casi no me enfermaba, así fui creciendo cuenta mi mamá, hasta que llegué a los seis meses y me incorporaron sopa y jugo” relata el beisbolista, además mi infancia transcurrió feliz y sana y prueba de ello, es lo que soy ahora, un deportista que no fuma y come sano,” agregó.

La leche materna varía según el momento del día, durante la propia toma y se adapta a las necesidades del lactante en cada fase de su desarrollo, dicen los expertos, además que mejora el sistema inmune, permite el paso de las defensas y protege de las enfermedades gastrointestinales y de vías respiratorias. Está demostrado que disminuye la incidencia de las enfermedades y previene la muerte súbita.

La misma no necesita fabricarse, envasarse ni transportarse; es un alimento ecológico que implica un ahorro indispensable de energía al mismo tiempo se evita la contaminación ambiental, resulta un ahorro económico en alimentación y disminuye el posible gasto sanitario familiar.

Para facilitar el proceso de lactancia y evitar apariciones de grietas en el pezón, la madre y el bebé deben estar cómodos y muy juntos, preferiblemente con todo el cuerpo del bebé sobre sus brazos, el cuerpo en línea recta, con la cara mirando hacia el pecho y la nariz frente al pezón, una vez que la madre lo mantenga en esa posición, puede estimularlo para que abra la boca rozando los labios con el pezón.

Allí comienza el bebé  a succionar el pezón hasta que salga el líquido, al principio es aguada y contiene mayor cantidad de proteínas y azúcares, mientras que la leche al final es menos abundante pero el contenido de grasas y vitaminas es mayor, es recomendable que el niño acabe con un pecho y luego comience con el otro, así se evita el acumulo de leche que pueda dar complicaciones, además facilita que el cuerpo de la madre se adapte a la producción de leche.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios