Leocenis García: Presos políticos no interesan porque no dan votos

 Luego de un año tumultuoso, el director del semanario 6to Poder, Leocenis García, participó en la procesión de la Divina Pastora el sábado, en cumplimiento de una promesa hecha a la Virgen durante su paso por la cárcel de Tocuyito, antes de la controversia despertada por un trabajo periodístico que lo llevó nuevamente tras las rejas el año pasado tras levantar mucha controversia.
El comunicador reflexiona sobre la situación de los presos políticos en el país, tema que ha vuelto a la palestra pública luego de que el presidente Chávez insistiera en que en Venezuela no hay presos políticos sino “políticos presos”, además de negar que la jueza María Lourdes Afiuni se encontrara en este grupo. 
Al ser consultado sobre cómo la situación de los “detenidos de conciencia” parece enfriarse y sólo encenderse cuando se produce una controversial declaración del mandatario nacional, García reconoce que pudiera ser porque estos “no aportan muchos votos”.
“También hay un sector del país al cual no le interesa, porque piensa que no le pasará algo parecido. El otro día conversaba con Miguel Henrique Otero, director de El Nacional, a quien agradecí su posición tan fuerte como medio ante mi caso. Respondió que lo hizo porque eso también le puede pasar a él”.
Lamentó que muchos de sus colegas periodistas callaran ante una situación tan grave como el cierre de un medio de comunicación, tan solo porque él no gozara de su estima o estuvieran en desacuerdo con la línea editorial, cuando el asunto era lo suficientemente preocupante para mover a organismos como la Corte Internacional de Derechos Humanos, Reporteros Sin Fronteras y la Sociedad Interamericana de Prensa, que condenaron la actuación del Gobierno nacional duramente.
– Fue a la cárcel por la denuncia de unas funcionarias públicas que se sentían agredidas por una fotografía publicada en 6to Poder, antes de que el TSJ sentenciara que la expresión “hijo de p…”, dicha por el conductor de un programa de VTV, no constituye un vilipendio.
– Nunca nos metimos con las damas, porque meterse con las damas fue la cayapa que le hicieron a María Corina Machado en la Asamblea Nacional, entre el Presidente de la República, los diputados oficialistas y un  coro de gente pagada para gritar contra ella. Quizás pudiéramos haberlo dicho de otra forma, pero un Tribunal Supremo que es Chávez, una fiscal que es Chávez, un Consejo Nacional Electoral que es Chávez y una Contraloría que es Chávez, se les puede llamar de todo menos poderes públicos independientes. No las llamamos prostitutas, sino que dijimos que los poderes públicos están prostituidos. Ahora el señor Mario Silva tiene una sentencia que le dice que la frase Hijo de P… no es ofensa ni vilipendio, eso es la Ley. Estoy de acuerdo con la reconciliación nacional, pero ninguna reconciliación puede pasar por la impunidad. El castigo en democracia contra alguien como él debe ser lo suficientemente ejemplarizante para que nunca más un partido político tome la escoria de la sociedad para ponerla como bandera.
 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios