Leopoldo López expuso “crisis venezolana” al Premio Nobel Óscar Arias

El coordinador nacional de Voluntad Popular y dirigente de la Unidad, Leopoldo López, se reunió en Costa Rica con el expresidente de esa nación y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, para exponer la “crisis política, económica y social” presente hoy en Venezuela como consecuencia de las “erradas políticas aplicadas por Nicolás Maduro”.

Luego del encuentro celebrado en septiembre en el FORUM 2000 en Praga, donde disidentes cubanos y líderes latinoamericanos acordaron una alianza para velar por la democracia y el respeto a los derechos humanos en la región, el grupo vuelve a reunirse, en esta oportunidad en San José de Costa Rica, con el patrocinio de la Fundación Arias y la Fundación Vaclav Havel.

López explicó en detalle la delicada situación social y política en donde se han unido la ilegitimidad de Maduro con el deterioro acelerado de la economía que ha generado largas colas, escasez, inflación y frustración generalizada en el pueblo venezolano.

En este sentido el líder progresista expuso la visión de Voluntad Popular sobre la salida democrática y constitucional a esta crisis.

“Los dos pilares para la salida a esta crisis son la consolidación de la mayoría popular y la aplicación de los mecanismos previstos en la Constitución que permiten de forma pacífica y democrática el cambio de gobierno”.

Arias, cuarto premio nobel de la paz con quien López se ha reunido recientemente para exponer la situación venezolana, celebró el encuentro de demócratas de Venezuela, Cuba y Nicaragua y su importancia para la promoción de la democracia y el respeto a los derechos humanos en Latinoamérica.

En septiembre el líder de Voluntad Popular expuso esta visión ante los Premios Nobel de la Paz, su santidad Dalai Lama, Frederik De Klerk, expresidente de Sudáfrica y arquitecto del fin del Apartheid y Aung San Suu Kyi, símbolo de la resistencia pacífica de Birmania, quien pasó 15 años presa por el régimen dictatorial de esa nación asiática; contando con la aprobación de líderes políticos, intelectuales y espirituales que integraron el prestigioso panel. “La protesta pacífica no significa que sea pasiva, se requiere pasar de la indignación a la acción, es nuestro deber luchar por la democracia, no nos vamos a rendir”, recalcó López.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios