Más de 20 pacientes con VIH afectados con paludismo en Nueva Esparta

Juan Carlos Salas | Foto: Archivo |

La ONG Stop VIH ha registrado la incidencia del paludismo en el estado Nueva Esparta y alerta mediante un comunicado de prensa, sobre un incremento considerable en las últimas semanas, presentándose no solo casos importados sino autóctonos, lo que pone en alerta a la población en general.

En este sentido, el doctor José Antonio Narváez, presidente del Colegio de Médicos de Nueva Esparta, informó que para finales de enero se tomaron alrededor de 200 muestras de casos sospechosos de los cuales entre 60 y 80 resultaron positivo, lo que muestra un incremento significativo que podría servir para proyectar unos trescientos casos mensuales, que se traducirían entre tres mil y cuatro mil nuevos diagnósticos para el 2018, representando un incremento aproximado de 70% con relación al año 2017 cuando se confirmaron 2.500 casos de paludismo.

El galeno manifestó que preocupa la escasez de los medicamentos indispensables para tratar el paludismo.

“Para la semana pasada más de mil personas esperaban por el tratamiento, que todavía no ha llegado a la región insular ante la falta de voluntad de la dirección regional de salud de priorizar la atención de las personas afectadas, esta semana se duplicó la cantidad de personas que acuden a la consulta. Si no se realiza el diagnóstico a tiempo y se cumple con el tratamiento indicado puede haber repercusión en el hígado, así como la disminución de las plaquetas”, advirtió.

Por su parte Jhonatan Rodríguez, presidente de la Organización StopVIH, alerta en los dos primeros meses de 2018, ha recibido 20 personas con VIH afectadas por paludismo, por lo que hace un fuerte llamado a las autoridades, nacionales y regionales, para que cumplan con los programas de abatización, sobre todo en las zonas de mayor vulnerabilidad, como Bella Vista, Guaraguao, Los Cocos, Macho Muerto, Coconut, La Isleta, donde hay mayor incidencia de paludismo en la actualidad.

Igualmente emplaza también a las autoridades municipales a realizar limpieza de cañadas, calles y avenidas y realizar jornadas de fumigación.

“En casa las personas deben mantener tapados los contenedores de agua y utilizar mosquiteros para evitar la picadura del mosquito. Es importante que al presentarse síntomas como fiebres vespertinas, náuseas y vómitos, acudan inmediatamente al centro asistencial más cercano”, recomendó Rodríguez.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios