Superpoderes reforzarán control político y económico de Maduro

Los superpoderes otorgados al presidente Nicolás Maduro reforzarán el control político y económico del chavismo en su declamada “guerra económica”, coinciden analistas, algunos de los cuales advierten sobre el riesgo potencial de conflicto constitucional por el amplio margen de interpretacion dejado por la denominada Ley habilitante.

“La Habilitante es la continuidad del ejercicio del poder que ha hecho el chavismo en 14 años: concentrarlo en el presidente y seguir destruyendo el mayor espacio de representación y debate que es la Asamblea Nacional”, explicó a la AFP la historiadora Margarita López Maya.

López Maya ve otro beneficio potencial para el jefe de Estado, ya que esos poderes especiales, otorgados a menos de tres semanas de cruciales elecciones municipales, “son muy genéricos y permiten mucha interpretación de las leyes, contraviniendo a la Constitución Nacional”.

Hermán Escarrá, constitucionalista vinculado al chavismo, asegura que con la Ley Habilitante al menos seis leyes serán reformadas mediante decretos.

“Entre las leyes destaca el régimen cambiario, la reforma de la administración pública nacional y también una ley que tiene que ver con las faltas y delitos que será, seguramente, objeto de una amplísima discusión”, dijo Escarrá a l VTV.

Luis Vicente León, director de la firma Datanálisis, aseguró que todas las medidas impulsadas por el Gobierno buscan enviar el “mensaje político de que Maduro está mandando”, pero cuestionó sus alcances para crear “un nuevo orden económico”, tal como lo ha prometido el presidente.

López Maya, profesora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), duda que los poderes otorgados garantizarán a Maduro mayor aprobación social, pues él no cuenta con el carisma del fallecido Hugo Chávez.

Centralizar importaciones

Con el registro de comercios en el fondo el Gobierno está avanzando de una manera bastante determinada y muy rápido, digamos a pasos agigantados, en la consecución del objetivo de centralizar las importaciones, es decir centralizar el poder importador y que sea el gobierno el que importe’’, dijo Domingo Sifonte, economista y profesor de la Universidad de Carabobo.

Centralizar las importaciones con una corporación importadora, o como quiera que lo denomine el gobierno, va a generar más trabas y va a generar más control para el sector privado, porque ahora podría haber un distribuidor, que podría ser un distribuidor único’’, explicó.

Por su parte, para Ronald Balza, profesor de economía de la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas, sostuvo que lo que parece es querer controlar las importaciones y vender a un precio que el gobierno decida… el gobierno es el que va a determinar qué se importa’’.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios