Antequera: “Cementera contamina el aire de Barquisimeto”

planta de cemento de lara. 05/10/2017. foto ivan piña

La planta en Barquisimeto de la Corporación Socialista del Cemento (CSC) sería un foco de contaminación alarmante para la región, según denunció el diputado suplente a la Asamblea Nacional (AN) por el estado Lara, Daniel Antequera, quien alertó que el humo emanado desde dicha a fábrica se ve “más denso de lo normal”.

El pronunciamiento fue hecho por el parlamentario, la mañana de este jueves, desde la entrada de la cementera, situada en la Intercomunal Barquisimeto-Duaca.

Allí afirmó que esta situación pudiera llegar a convertirse en un tema de salud público, puesto que el polvillo arrojado al aire por las chimeneas de CSC afecta la salud de los habitantes del norte de la capital larense.

“Vecinos del circuito han visto cómo se ha acelerado el tema de la contaminación ambiental. Ese color de humo demuestra la desinversión y la inutilización de filtros”, dijo.

Aseveró que le inhalación del aire contaminado puede desarrollar procesos cancerígenos en los trabajadores de la cementera, quienes, a su juicio, son amedrentados para callar las irregularidades que se suscitan dentro de la organización gubernamental.

Criticó también que están siendo excavados de manera agresiva cerros que están fuera del límite permitido por las autoridades.

A su vez, acotó que plantas en países como Cuba tienen mayor rendimiento que las productoras de cemento en Venezuela.

Se refirió puntualmente al caso de la fábrica ubicada en la ciudad crepuscular que está por debajo del 30 %.

“Nos tiene de llenar de vergüenza saber que pudiéramos se exportadores de cemento y hoy, esta planta que abastecía gran parte de Venezuela, no abastece ni siquiera la demanda de la parroquia El Cují”, añadió.

Corrupción cementera

Antequera señaló que en la CSC se suscitan asuntos de corrupción “muy graves” que deben ser investigados a fondo.

“Si el tema de la corrupción es abordado de buena manera puede generar soluciones económicas y sociales. En su momento será la Justicia quien determine responsabilidades”, manifestó, al mismo tiempo que exhortó a Tarek William Saab para que averigüe estos supuestos hechos irregulares.

Apuntó que de la planta extraen los sacos de cemento a precio marcado para después revenderlos a sobreprecio, es decir, a 60 mil bolívares.

“Es demasiado tentador para que gente pueda contrabandear el cemento y sacarlo hacia Colombia, Brasil o las islas del Caribe; donde pagan hasta 8 dólares por un saco”, sentenció.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios