Clero se solidariza con López Castillo y Basabe: “No podemos fingir que no pasa nada”

Angélica Romero Navas | Foto: Daniel Arrieta |

En una misiva pública, los representantes del Clero, religiosos, movimientos de apostolado, y todos quienes hacen vida en la Arquidiócesis de Barquisimeto, se solidarizaron con monseñor Antonio López Castillo y el obispo Víctor Hugo Basabe, quienes enfrentan amenazas gubernamentales luego de las homilías en las misas del 14 de enero.

En la carta aclaran que denunciar es una tarea propia de la Iglesia y lo que ambos padres hicieron fue situarse en las realidades sociales del país, en donde impera la pobreza y el sufrimiento.

“Cuando alguien que amamos está muy enfermo, decirle que no tiene nada, que todo está bien… es un acto irresponsable… Venezuela está enferma y como sacerdotes nos duele y nos preocupa… no le podemos mentir ni al pueblo ni a Dios fingiendo que no pasa nada”.

El texto deja claro que los religiosos se adhieren a lo expresado en los discursos de la visita 162 de la Divina Pastora y hacen un llamado a los gobernantes para que aparten la soberbia y se dediquen a sus labores en beneficio del pueblo.

Ante esta muestra de solidaridad, el Arzobispo de Barquisimeto, monseñor Antonio López Castillo, agradeció a sus compañeros y reiteró que se mantiene “dispuesto a luchar hasta la victoria final por la dignidad de todos”.

Apuntó que aunque ha sido atacado públicamente por el Gobierno nacional, quien pretende enjuiciarlo a él y a Basabe por su homilía, apelando a la Ley contra el Odio y la Intolerancia, hasta ahora no ha recibido ningún llamado por parte de los organismos del Estado para iniciar el proceso de investigación, tampoco ha sido acechado por funcionarios de seguridad como se rumoró en redes sociales.

López Castillo apuntó que el Papa Francisco siempre ha estado unido a él y ha apoyado las causas sociales en Venezuela, aunque prefiere que sean los religiosos locales quienes manifiesten sus pareceres.

Se le consultó al Arzobispo su postura ante la suspensión temporal de dos periodistas regionales de una planta televisiva presuntamente por haber aplaudido la homilía de monseñor Basabe, situación que incomodó a los mandatarios regionales que estaban en el evento, a lo que respondió que condena la censura y la no libertad de prensa, “estos periodistas merecen nuestro apoyo y reconocimiento”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios