Cloaca obstruida afecta a numerosas familias

Hugo J. Boscán Foto: Karen Paradas |

Un grupo de familias de la comunidad San Vicente de Paúl, inmediaciones de la calle 48 con carrera 13B, se cansó de acudir a Hidrolara a exigir les solucionaran un problema que tienen con una cloaca y cerraron las vía durante parte de la mañana del martes.

Larianni Bravo, una de ellas, explicó que desde hace unos seis meses frente a la casa de la vecina Sara de Aldazoro comenzaron a salir aguas residuales y el problema se agravó cuando también lo hacían en varios sitios de la vivienda.

Desde entonces, tanto la dueña de la casa como otros vecinos, comenzaron a ir a Hidrolara a exigir solución al problema, pero siempre les dejan esperando.

“Creo que para ellos sólo se trata de una pequeña avería, pero para nosotros es un problema grave porque tenemos un río de aguas negras, con muy malos olores, que corre calle abajo y hasta charcos ha formado”, expresó Bravo.

A causa de la obstrucción que presenta esa red, las aguas servidas no circulan libremente y por lo tanto, buscan salir por cualquier parte, y en esta ocasión el sitio escogido fue la casa de la familia Aldazoro.

Cansados de tan desagradable situación, mujeres y hombres de la comunidad San Vicente de Paúl colocaron obstáculos en la intersección de la calle 48 con carrera 13B, impidiendo el tránsito automotor.

Mientras unos se quedaron en el sitio, otros fueron, una vez más, a las oficinas de Hidrolara a pedir, otra vez, que enviaran una cuadrilla a destapar el tubo obstruido y de esa forma resolverles la insalubre problemática.

Y una vez más les prometieron que irían tan pronto tuvieran el tiempo disponible, y los equipos, promesa que los portavoces de la protesta recibieron con algo de esperanza, esperando que esta vez si cumplieran con los habitantes de la comunidad.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios