Cuidar vidas y dar amor a los peludos de la calle

Yandribeth Medina Gutiérrez | Fotos: Stiven Valecillos |

Existen personas que tienen un corazón noble, buenas intenciones y además una pasión por ayudar a otros, especialmente a los caninos que lamentablemente se encuentran en situación de calle.

Tal es el caso de Patricia Kahale quien junto a su esposo, hijos, amigas como Nathalie Parra y Verónica Barrios, trabajan arduamente día a día para que la Fundación ‘Peludos al Rescate’ se mantenga de pie cumpliendo su labor, que no es otra cosa que asistir y proteger a los perritos que están en los alrededores de la ciudad.

Dormir en cualquier lugar, recorrer kilómetros buscando refugio, pelear con otros animalitos de cuatro patas por alimento, recibir atropellos, todo esto y más forma parte del día a día de los peludos  que suelen andar en urbanismos ante la indiferencia de muchos que desconocen quizá, cuál sea la situación de cada uno de ellos.

Aunque es evidente que las autoridades y ciudadanos se hacen un tanto ciegos para asumir las responsabilidades que incurre la presencia de ellos en cualquier sector de la ciudad, podemos rescatar que son muchas las características positivas que ellos tienen, específicamente a la hora de sobrevivir, hablamos de subsistencia, sobrevivencia  y fortaleza, “eso los hace únicos”.

Por su instinto, estos canes buscan acercarse a lugares donde sienten que pueden recibir algún tipo de ayuda y ser aceptados. Allí siempre tienen quien les regale un pedazo de pan y un poco de agua, eso es una muestra de amor que definitivamente los mantiene atados a lugares y zonas.

Kahale es ingeniero de profesión pero rescatista por vocación.

-¿De qué se trata todo esto?

-Dedico todo mi tiempo actualmente a la fundación. Trabajé en otras fundaciones y luego me separé, así como cuando un hijo comienza a hacer su vida, empecé en este camino que sin pensarlo me trajo mucha alegría a mi vida. He sido independiente desde entonces, ya son muchos años que más que un trabajo es satisfacción lo que siento con todo lo que hago.

-Mi primera experiencia fue haciendo transporte canino, surgieron algunas inquietudes, comencé a utilizar las redes sociales con la intención de mostrar el trabajo que venía haciendo; alimentar, medicar y dar cariño a los perros en situación de calle.

Agregó que el Instagram y Facebook han sido herramientas impresionantes que le han permitido crecer mucho y hacer cada vez más.

Ya son dos años como fundación registrada, algunos colaboradores y mucha entrega, lo que para ellos es una de las cosas más importantes-

Dijo que son diferentes las situaciones en las que ha encontrado a estos animales, con heridas, enfermedades avanzadas, accidentes, alergias en la piel, en desnutrición y otros estados, pero su trabajo consiste justamente en auxiliarlos en estos casos, curarlos, alimentarlos y si es necesario llevarlos a un refugio que casi siempre termina siendo su casa.

-¿Qué tan complicado puede ser conseguirles un hogar?

-Depende de las condiciones en que se encuentre, a parte de su edad y otros factores que influyen, muchos ya traen costumbres, pero eso no les quita que puedan dar mucho amor y aprender rápido, es cuestión de tener algo de paciencia y quererlos de verdad.

-Su beneficio es impresionante, son sumamente educados y agradecidos, ellos saben que tu les salvaste la vida.  A veces publico para dar en adopción y al pasar las horas ya les consigo una familia, pero también pasa que luego de  mucho tiempo es que encontramos un nuevo hogar.

El trabajo no termina allí, esta rescatista asegura que va mucho más allá, “encontrarles casa no es todo lo que se debe hacer, es verificar como viven después, si están siendo alimentados  y atendidos. Cuando los voy a visitar siempre me recuerdan”.

Aunque no es fácil conseguir refugios temporales, dijo que siempre hay alguien dispuesto a colaborar.

 

Situación actual

Es un momento duro desde el punto de vista económico en el país, esto probablemente ha hecho que en algunos momentos la labor se encuentre algunas trabas, pero no es algo que haya logrado desmotivarlos, pues confían en Dios y saben que lo que hacen está siendo visto con             agrado.

-Tenemos muchos ángeles, los seguidores son parte de ellos, nos ayudan constantemente, nos apoyan, nos conocen, se nota que saben lo que hacemos y el amor que le ponemos a cada cosa, solo puedo decir que son unos voluntarios más, están pendientes de los casos y hacen seguimiento de todo, sus palabras nos animan a seguir en este transitar y continuar esta hermosa labor.

 

Ingresos y ayudas

Se refirió al dinero que recibe, dice que eso no lo es todo pero si muy necesario para la compra de medicinas y poder brindar la asistencia a los caninos, “se trata de las palabras de aliento y las bendiciones diarias”.

Por otro lado, han logrado establecer alianzas con empresas que les donan plástico y este lo venden para así poder costear muchos de los gastos en comida, que es uno de los mayores “donde veo a uno de ellos                   me detengo y les doy alimento,  ya me conocen y me esperan ansiosos”.

A pesar de que últimamente han encontrado muchos en situación de abandono porque sus dueños deciden irse del país, también ha visto cómo la gente se hace más solidaria y está dispuesta a tender una mano amiga para socorrer a los domésticos o los mestizos.

Su ocupación la ha catalogado como una misión de vida, está segura que vino para esto y se siente feliz de hacerlo.

En las redes sociales la pueden ubicar como: @fundacionpeludosalrescate

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios