Deplorable estado de Zona Industrial I

Desidia. La Zona Industrial I de Barquisimeto, continúa a merced de la delincuencia. Las calles permanecen en tinieblas, una vez que transcurren las 7.00 de la noche, debido a los daños en las luminarias, provocando fechorías en contra de trabajadores, empresarios y de vecinos que habitan en comunidades aledañas. Se trata de una problemática que data de hace muchos años, sin embargo, no hay medidas que apliquen las autoridades para evitar este mal.
Aquellos que la frecuentan, piensan en lo peligroso que resulta andar de un lado a otro. Por esa razón, solicitan a los organismos de seguridad, intensificar los patrullajes en horas del día y también al final de la jornada, a fin de salvaguardar la integridad de todos los ciudadanos. “Nos quitan las carteras; los motorizados son mal vistos por aquí, porque siempre que atracan andan en ese medio de transporte”, contó una empleada de la zona.
No obstante, hay otros pendientes por resolver. La falta de arreglos en las calles, sería la segunda realidad más crítica, evidente en la Zona Industrial I. Huecos en cualquier parte, hace que conductores de cargas pesadas y de vehículos particulares, gasten un presupuesto elevado en las reparaciones de neumáticos, tren delantero, entre otras piezas mecánicas. Nadie está exento de caer aparatosamente en los cráteres.
Entre 300 y 1000 bolívares, oscila la reparación del tren delantero, dependiendo de la gravedad de los desperfectos. Precisamente, de gastos y malos ratos a causa de los huecos, conocen mucho los transportistas que prestan su servicio en este lado de la ciudad, quienes invierten mensualmente en arreglar sus unidades. La Empresa Municipal de Infraestructura y Conservación del Ambiente (Emica) tiene una enorme deuda por saldar en materia vial.
También en las zonas industriales I y II, se observa el abandono en las calles. La capa asfáltica necesita de prontas reparaciones, de lo contrario, las consecuencias que sufren los vehículos resultarán peores. En el caso específico de la Zona Industrial II, la avenida principal, tiene un montón de desperdicios y maleza que terminaron impidiendo el paso para los choferes. A pesar de las constantes denuncias y/o advertencias de los ciudadanos, Comdibar, organismo encargado de las zonas industriales de la ciudad, no llevó a cabo los cuidados pertinentes.
Por tratarse de un sitio tan abandonado y solitario, han ocurrido varias violaciones de mujeres, víctimas de hombres desalmados que, valiéndose de la falta de vigilancia y control, actúan como quieren. Aunque las propias comunidades vecinas, sabiendo de los riesgos que corren las damas, prácticamente han eliminado de sus recorridos, la avenida principal.
En buena parte de la Zona Industrial II, existen botes de aguas blancas y negras, producto de la falta de mantenimiento en las tuberías. La hidrológica regional, en reiteradas ocasiones, ha recibido las quejas de los empresarios, sin embargo, no acuden a reparar los daños.
La Cámara de Industriales del estado Lara, de modo especial, ha solicitado la recuperación de las zonas afiliadas a su gremio, pero las autoridades públicas hacen caso omiso.
Fotos: Elías Rodríguez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios