Divina, entre las comunidades del oeste

La Divina Pastora, patrona de los larenses, llegó este domingo a la parroquia San Juan Evangelista, en la urbanización Brisas del Obelisco, al oeste de Barquisimeto. Se trató de un recibimiento emotivo, que atrajo a los devotos de la Bienaventurada no sólo de esta comunidad, sino de otros sectores de la parroquia Juan de Villegas.
Varias eucaristías celebraron durante el día, sin embargo, la más concurrida fue la que hicieron en el estadio de béisbol Antonio Herrera Gutiérrez, ubicado a poca distancia del templo católico, en el cual participaron las instituciones educativas de los alrededores y los propietarios de establecimientos. Con cantos religiosos, oraciones, los hijos de Dios, se acercaron a la Madre.
Ayer, el primer domingo de Cuaresma, la Iglesia Universal resaltó lo esencial de este tiempo litúrgico, propio del arrepentimiento, de una mayor cercanía con Dios, en pro de enmendar las faltas o pecados y, de este modo, obtener el perdón del Todopoderoso.
Con el Miércoles de Ceniza, los católicos comenzaron a recordar las cosas que les impide servir a Dios a plenitud para, en un lapso de 40 días, tiempo que dura la Cuaresma, transformar por gracia del Padre, lo viejo en nuevo, lo oscuro en luz. De allí que la presencia de María Santísima, resulte tan importante en su peregrinar por las parroquias locales.
La bendición de la Inmaculada, hace más llevadera la carga del día a día, así lo corrobora la Iglesia, lo afirman sus hijos espirituales. De no contar con la protección celestial de la Virgen María, difícilmente los hombres (género humano) lograría superar todas las tentaciones del mal. Se trata de una reflexión que los santos, a lo largo de la historia, hacen en torno a la bendita entre todas las mujeres, como reza el Ave María, inspirado en las palabras que dijo su parienta Isabel, al encontrarse con la Madre del Señor.
Fotos: Elías Rodríguez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios