El agua: La deuda pendiente de la almiranta Carmen Melendez con el estado Lara

Brian Vidal - @xeven07 | Foto: Archivo |
ESCASES DE AGUA EN EL OESTE SAN FRANCISCO 2 BARQUISIMETO 26/04/2017 FOTO JAIRO NIETO

El problema con el suministro de agua en el estado Lara es una de las deudas que tiene la gobernadora Carmen Meléndez tras más de 100 días de gestión. Ya en el gobierno no está Henri Falcón a quien durante la campaña hacía las elecciones de gobernadores echaban la culpa varios personajes de la revolución que hoy ocupan cargos en el gobierno regional, sobre el problema con el agua en Lara.

Los 9 municipios del estado Lara presentan problemas con el suministro de agua, Iribarren y Palavecino, los más poblados, son quienes pasan a diario las penurias por la falta del vital líquido.

En Palavecino decenas de comunidades a diario denuncian la problemática tanto en las oficinas de Hidrolara como en las redes sociales, estas últimas el buzón de queja de todos los venezolanos. La Mora, La Piedad, Alma Riera, Las Mercedes, Valle Hondo, La Hacienda, Tarabana, La Puerta, entre otras son las comunidades que presentan más problemas con el suministro de agua.

La urbanización La Mora este domingo cumple al menos una semana sin recibir el servicio de agua. Los vecinos a través de las redes sociales reportan que solo aire sale de las llaves de agua de sus casas.

En Barquisimeto la situación no es diferente. De este a oeste van las quejas sobre el pésimo servicio de agua que deben pagar aunque no lo disfruten. En el norte las calamidades con el agua son peores. Comprar camiones cisternas se ha vuelto un imposible por el costo que tienen.

La urbanización Del Este en Barquisimeto es una de las más afectadas de la zona. Decenas de edificios con al menos 80 familias solo disfrutan el agua 4 horas al día a pesar de tener tanques subterráneos, que se vuelven inútiles por la poca presión de agua que llega de la calle que no permiten que se llene ni en 10% de su capacidad.

En el oeste Barrio Nuevo se ve afectada por la misma situación. Los vecinos de esa zona dicen que deben madrugar a esperar que un “hilito” de agua llegue para comenzar a llenar las pipas, tobos y cualquier recipiente que a la larga también trae consecuencias de insalubridad en el hogar.

Mientras tanto en las redes sociales de Hidrolara la gente pide a gritos la mejor del servicio, sin embargo la interacción es nula. No hay respuesta de parte de la empresa hidrológica a las cientos de quejas de usuarios que pagan el servicio sin disfrutarlo constantemente.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios