En el Pastor Oropeza: Validar reposos médicos es una odisea

Convalidar un reposo médico en el Hospital Pastor Oropeza, adscrito al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), representa una odisea para los pacientes, en especial para quienes requieren la atención de los especialistas del servicio de neurocirugía.

Durante la mañana del miércoles un grupo de pacientes expresó su descontento ante un nuevo intento fallido y explicaron que de las 63 personas que amanecieron en la cola, solo 20 fueron atendidas. Su principal exigencia es la mejora del servicio y la designación de un médico que se encargue de convalidar los reposos de manera exclusiva.

Palmacia Peraza, enfermera del Hospital Central Antonio María Pineda, presenta una fibromialgia en la cervical y se encuentra de reposo, lleva más de una semana intentando convalidar su permiso.

“Nos explican que algunos médicos están de permiso, otros en congreso o en vacaciones, situación que ha motivado un retraso en la certificación de los reposos”, relató.

En vista de lo ocurrido, un grupo de pacientes redactó una carta dirigida a la dirección del hospital en la que solicitan mejoras en el servicio de neurocirugía. “Pedimos que se incremente el número de reposos que se otorgan a diario (20 cupos), la idea es que sean 40 reposos por día, de lunes a viernes”.

Debido a la carencia de personal, la validación de reposos está disponible los días martes y jueves.

“La semana pasada no hubo validación y por ello observamos una acumulación de pacientes”, indicó. Se conoció en la mañana del miércoles había 63 personas en cola.

“La carta que intentamos hacerle llegar a la doctora Linda Amaro, directora del hospital, no fue recibida. La asistente de dirección nos atendió y dijo que para este jueves 5 de septiembre, un especialista podría atender a los 43 pacientes que quedaron en espera, aunque no nos dio seguridad”, dijo Peraza.

Los pacientes cuentan con una lista que fue sellada y firmada por la coordinación de enfermería, y mantienen de la esperanza de ser atendidos.

“Urge una mejora en el servicio y el trato hacia los pacientes que acuden al IVSS a convalidar sus reposos médicos, deberían incrementar la cantidad de médicos en el área de neurocirugía que además del estado Lara atiende a personas referidas de otras entidades como Yaracuy y Portuguesa”.

Se conoció que en la actualidad solo cuentan con los médicos disponibles. “Como pacientes entendemos que en el caso de las operaciones se requiere la presencia de varios galenos especialistas, pero al mismo tiempo consideramos que se debe tomar en cuenta la necesidad en el área de validación de los reposos”.

Inconvenientes laborales

La Ley Orgánica de los Seguros Sociales establece que los reposos médicos que exceden de tres días deben ser validados en una dependencia del IVSS, dentro de los tres días hábiles siguientes a la fecha de inicio del reposo. Una vez convalidado, el reposo debe ser entregado ante el patrono.

De allí que el retraso motivado por la falta del personal afecta desde el punto de vista laboral a los pacientes.
Felipe Cumana, paciente operado de la columna, se quejó de que lleva cinco intentos fallidos para convalidar su reposo médico.

“No es posible que no nos atienden ni nos den seguridad para la atención”.

Los pacientes esperan soluciones en el mediano plazo, “a nosotros nos dan una solución solo para las 41 personas acumuladas, pero la idea es que este tipo de situación no se vuelva a repetir”, deseó la paciente Palmacia Peraza, al conversar con EL IMPULSO en las inmediaciones del Pastor Oropeza.

El drama de madrugar o pernoctar

Los pacientes también se quejaron del mecanismo para validar los reposos, pues lo consideran inhumano dado que se trata de personas con algún padecimiento.

Se supone que en el área de neurocirugía hay pacientes operados de la columna o con problemas cervicales, que precisamente deben guardar reposo para poder recuperarse.

“Es injusto que debamos amanecer o llegar a las 3:30 de la madrugada para poder obtener un cupo”, manifestaron.

Denunciaron que algunas personas deben pernoctar en las áreas externas del seguro y exponer sus vidas, mientras que otras deben pagar altas sumas de dinero a los taxis, porque en la madrugada no funciona el sistema de transporte masivo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios