#ESPECIAL Rutas de transporte público desaparecen en Barquisimeto y estas son sus consecuencias

Brian Vidal - @xeven07 | Fotos: Brian Vidal - @xeven07 |

La anarquía fue invitada a la mesa del diarismo barquisimetano, cuando el sector transporte entró en crisis por falta de cauchos, baterías, repuestos y otros elementos que por causas de la inflación parecieran incomparables por los altos costos que representan.

Sin embargo pareciera a simple vista que los más afectados en el tema pudieran ser los transportistas porque son quienes tienen que comprar insumos a altos costos. Sin embargo el más afectado ha sido el ciudadano de a pie que hoy más que nunca toma esa denominación como una forma de vida.

Cientos de personas se ven a diario caminar largos tramos de camino para poder llegar a su destino por la falta de transporte público en la ciudad.

La anarquía llego para quedarse

Los pocos transportistas que quedan tomaron como forma de vida la anarquía llegó a acontecer diario del venezolano. Los transportistas en Barquisimeto cobran el dinero que quieren, hacen el recorrido que más les convienen y deciden quien se monta en sus unidades colectivas, sin coto por parte de alguna autoridad municipal, regional o nacional.

Operativos de la AMTT son un saludo a la bandera

Los operativos organizados desde la Autoridad Municipal de Transporte Terrestre (AMTT), no tienen el impacto necesario para proteger al usuario barquisimetano. Los funcionarios de la AMTT son vistos en las calles de Barquisimeto un solo día. Al día siguiente la anarquía vuelve a tomar protagonismo en la vida de los larenses.

Aunque la crisis económica que vive el país afecta a todos los gremios y a la sociedad civil, el proceder de algunos transportistas tanto de las líneas de transporte legalmente agremiadas como de los transportistas piratas, ha sido denunciado a través de redes sociales y ante la propia AMTT. Insultos, vejaciones y hostilidad son algunas de las otras vicisitudes que el usuario del transporte ha tenido que pasar por la terrible situación que se vive ante la escasez del servicio.

Caminar largos tramos se ha vuelto costumbre

En todos los puntos cardinales de la ciudad se ven cientos de personas caminando diariamente para poder llegar a sus sitios de trabajo, al liceo o simplemente para llegar a su destino. Para algunos son tramos cortos porque su sitio de trabajo es cerca de su casa. Otros no corren con la misma suerte.

Hay personas que a veces deben tomar hasta 4 autobuses para ir de su casa al trabajo.

Eugenio Castellanos vive en el oeste de Barquisimeto. Hasta hace 1 mes trabajaba como vigilante en un conjunto residencial del este de la ciudad. El señor Eugenio se vio en la triste necesidad de renunciar al que fue su trabajo por más de 10 años porque el dinero que devengaba por lo que hacia se le iba solamente en pasajes.

Castellanos contó al equipo de www.elimpulso.com que le gustaba lo que hacía. “Tenía años tratando con los vecinos porque los conocí a todos. Pero ya no puedo más”.

Además de los pasajes el señor Eugenio necesitaba comprar pastillas para controlar la artritis que padece, sin embargo el dinero no era suficiente.

El dilema: Renunciar al trabajo o seguir perdiendo dinero

Como el señor Eugenio Castellanos, muchos barquisimetanos se han visto en la necesidad de abandonar sus trabajos para ejercer cualquier otra actividad que no amerite salir de su casa y pueda ganar dinero.

En distintas urbanizaciones de la ciudad se ven constantemente mas avisos en las puertas de las casas ofreciendo servicios, productos o cualquier actividad que genere dinero para poder vivir.

Los barquisimetanos sortean la crisis vendiendo los populares helados en bolsas plásticas, denominados “téticas”, queso blanco, café, empanadas o cualquier otro producto que permita obtener una ganancia. Otros con algún talento como la costura está ofreciendo el servicio de remiendos para poder comprar comida y sobrevivir.

Todas estas situaciones a propósito de la falta de un servicio que para cualquier sociedad es imprescindible: El Transporte.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios