Estudiantes de la UPEL solicitan atención a la institución (Fotos)

María Fernanda Peñalver | /Foto: Iván Piña |

Durante una asamblea realizada ayer en la UPEL del este, los estudiantes de la casa de estudio hicieron un llamado a las autoridades a ocuparse de recuperar las instalaciones de la institución, así como a solucionar los problemas de comedor y transporte que se mantienen tanto en ambas sedes de Lara.

Desde el mes de octubre el cuerpo estudiantil no cuenta con el recurso de comedor, lo que ha obligado a más de 2300 alumnos que hacen uso del servicio a comprar en lugares adyacentes el almuerzo, lo cual representa un gran gasto, como señaló Frank Alvarado, alumno de Educación Musical.

Destacó de igual forma que la institución, especialmente en la sede del este, solo cuenta con dos buses, lo cual resulta insuficiente para el traslado de quienes hacen vida en el lugar.

“Hace un tiempo fueron quemadas dos unidades de transporte y aún no nos han dicho si las van a reponer o qué harán con ellas”, expresó Alvarado.

A las autoridades y a cualquier ente que pueda prestar colaboración para obtener los repuestos hicieron el exhorto los estudiantes, considerando que son ellos los más perjudicados.

Otra de las deficiencias que tiene la UPEL del este es la falta de alumbrado, lo que ha ocasionado múltiples robos en quienes transitan por las cercanías de la universidad y ha atraído a los “amigos de lo ajeno” quienes en diversas oportunidades han ingresado al plantel para extraer bienes materiales.

Una biblioteca insuficiente

Dentro de las demandas realizadas por los estudiantes se encuentra la recuperación de la biblioteca “Francisco Lira”. En el 2014 se desplomó una parte, la cual se mantiene sin ser recuperada, por el contrario la acción que se tomó fue acortar el lugar, lo que mantiene al personal que allí labora hacinado, pues el espacio resulta insuficiente.

Con los estantes encima trabajan en la biblioteca, que se conecta con una construcción que fue tapada con bolsas negras, lo que provoca una contaminación general que se suma a la que genera el papel.

Carmen Meléndez, jefa del departamento, explicó que aún en las condiciones en las que laboran, nunca han cerrado sus puertas a los estudiantes, sin embargo resaltó que se debe considerar que el lugar ha quedado pequeño.

Mostró también cómo algunas tesis de estudiantes egresados se mantienen guardadas en cajas, lo que significa una menor ayuda para el alumnado quien además necesita nuevos ejemplares para la carrera que desempeñan.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios