FOTOS: Fuerte hundimiento en la Circunvalación

Rosmir Sivira | Fotos: Luis Salazar |

A la altura del barrio El Mamón, en la autopista Circunvalación Norte de Barquisimeto, los vehículos que no toman la previsión de reducir la velocidad ganan un fuerte susto al sentir cómo su vehículo se tambalea con el hundimiento o batea que se forma en el puente vehicular de dicho punto, el cual se intensifica con los días.

En tan sólo un minuto, cerca de 50 vehículos pueden caer en ese bache, que se extiende en ambos sentidos y, aunque la deformación se haya presentado desde hace varias semanas, el hundimiento se ha pronunciado en los últimos días.

Así lo alertó la Cámara de Industriales de Lara, en la vocería de su presidente Giorgio Reni Casas, quien advirtió que por la vía transitan numerosos vehículos de carga pesada, los cuales parten y llegan a las zonas industriales o atraviesan los extremos de la ciudad, sin tener pasar por el centro poblado.

La condición de esta vía expresa preocupa a los industriales y sociedad civil en general, por el daño en los vehículos que ocasiona esta falla, así como los accidentes vehiculares que podrían ocurrir, tras la pérdida de control del vehículo al caer en el bache, por trasmitar a alta velocidad.

Quienes ya conocen del desperfecto, ubicado entre los distribuidores San Francisco y Moyetones, recortan la velocidad de vehículo y lo atraviesan con cuidado, pero esto igualmente sería una tentativa de riesgo, ya que los carros que transitan detrás pueden impactarle a gran velocidad. En ocasiones, las luces intermitentes no son suficientes.

Preocupados por la ciudad

La Cámara de Industriales de Lara advirtió sobre el desperfecto de la vía a representantes del Colegio de Ingenieros de Lara; al secretario de gobierno en Lara, Erick Valles; y a la presidenta de la Autoridad Metropolitana de Transporte y Tránsito Municipal (Amtt), Carolina Espina. Aunque dichas instituciones no tienen cualidad o competencia en el caso, les piden sumarse al llamado de alerta, ya que el colapso de esta vía representaría múltiples consecuencias para la ciudad.

La autopista de 28.5 kilómetros, que data de la década del 80´y su construcción fue retomada en 2005 por la Gobernación de Lara y el Ministerio de Infraestructura, representa para Barquisimeto un importante descongestionamiento vehicular.

Su colapso trasladaría el flujo vehicular a la avenida Libertador, la cual también atraviesa la ciudad desde sus extremos.

Esto representaría pérdida de la calidad de vida de la ciudadanía e igualmente afectaría la actividad económica de la capital musical y la región centroccidental, ya que por esta vía transitan vehículos con materia prima industrial y productos terminados para su distribución y comercialización.

Desviar estas cargas a la avenida Libertador, representaría no sólo retraso en las operaciones, sino también riesgo de saqueo para los camiones y mayor colapso vehicular en la ciudad.

Al respecto fue consultada Espina, quien aseveró haber conocido del caso, por lo cual un comité de expertos de la Amtt, especialistas en áreas como transporte, movilidad y otros, acudirá hoy al sitio y constatará los daños, a fin de sumarse al llamado de alerta, en caso de ser necesario.

Reconoció que cualquier daño a esta vía expresa podría congestionar el perímetro urbano de Barquisimeto.

Para la realización de esta nota, igualmente se intentó contactar a Carolina Fortul, presidenta del Instituto de Vialidad de Lara (Invilara) y al presidente del Colegio de Ingenieros de Lara, Damián López, a propósito de consultarles como expertos al respecto, ya que el mantenimiento de esta via está a cargo del Gobierno Nacional. Sin embargo, las comunicaciones no fueron posibles.

La ciudadanía igualmente denuncia el mal estado de la capa asfáltica, separadores golpeados y fuera de lugar, retornos improvisados, suciedad, inseguridad y falta de iluminación.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios