FOTOS Transportistas exigen legalidad en el aumento

Mariángel Massiah | Fotos: Stiven Valecillos |

A partir del 17 de julio fue anunciado un incremento de pasaje, decisión unilateral tomada por los transportistas, quienes alegaban que un pasaje a 200 bolívares no sería suficiente para mantener un servicio que en su opinión se encuentra en estado de emergencia.

En algunas unidades se visualizaban gacetas que indicaban que el pasaje interurbano se ubicaba en los 300 bolívares, y que el aumento de los productos de primera necesidad y el resto de los artículos aumentaban diariamente sin necesidad de una gaceta.

La competencia metropolitana, la AMTT, no autorizó dicho incremento, sin embargo, los transportistas hicieron caso omiso a la autoridad y continuaran cobrando la tarifa ilegal de 300 bolívares.

Para este martes los funcionarios de la Policía Municipal junto a los de la AMTT continuaron con las inspecciones en los principales puntos de la ciudad, para garantizar que se les estuviese cobrando el pasaje legal a los pasajeros, y la documentación  vigente.

Alrededor de las 11:00 de la mañana los funcionarios se encontraban en las inmediaciones del centro comercial Cosmos, donde circulan una gran cantidad de vehículos que van hacia el oeste de la ciudad. Las autoridades sancionaron a un conductor que no tenía la documentación al día e igualmente se les avisó que sucedería lo mismo con quienes cobraran en exceso a los pasajeros.

La respuesta de la Federación Nacional de Transporte, fue parar sus unidades -a manera de trancar el paso vehicular en la zona-, y exigirle a las autoridades el aumento de la tarifa. De esta manera se colapsó el centro de la ciudad. Al menos 12 unidades (Ruta 12, 18, 7 y Lara Uno) se paralizaron en la carrera 22 con calle 25. Al sitio llegó la directora de la AMTT, Carolina Espina, quien les comentó que debían responsabilizarse y pagar sus infracciones y regirse por el precio legal del pasaje. Al menos 10 unidades de transporte fueron sancionadas.

Las respuestas que emitían los conductores, eran un total rechazo. Ellos destacan que ni con un pasaje a 300 bolívares podían hacerse cargo de subsistir como servicio, mucho menos uno a 200. Además comentaban que les parecía totalmente injusto que los conductores piratas cobraran el monto que quisiera y ni las autoridades o ciudadanos se quejaran, pero que con ellos ocurría todo lo contrario.

Así mismo la sociedad civil participó en la disputa. Mientras unos se quejaban del maltrato que día a día reciben de los choferes, y como incluso algunos de ellos acortan los recorridos, otros los apoyaban y entendían que el pasaje debía ser incrementado puesto que su sector no se escapaba del factor inflación.

En horas del mediodía se llegó a un acuerdo entre ambas partes, la vía fue abierta, y el sindicato de transportistas se reunió a definir sus prontas acciones. Espina destacó que la legalidad del aumento de pasaje no se puede efectuar bajo presión, al ser un proceso que requiere el trabajo de consulta en las comunidades, validar el precio entre los ciudadanos, y presentarle un informe a los alcaldes para llegar a un acuerdo.

Por su parte, algunos transportistas al sentirse indignados convocaron a un paro en línea, algunos los acataron por un breve tiempo, pero luego retomaron sus actividades. Entre la ciudadanía existía  el temor de un supuesto rumor de paro transporte, no obstante, el presidente de la Federación, Erick Zuleta desmintió que para este miércoles existiera una suspensión de sus servicios. Auque por los momentos continuarán cobrando el pasaje a 300 bolívares.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios