Gobierno genera caos en centro de Cabudare por carnetización del PSUV

Yulimar Rodríguez | Foto: Archivo |

En la sesión del Concejo Municipal, los ediles Freddy Pérez, Leonardo Castañeda, Ricardo Rojas, Crismary Álvarez, Oscar Requez, Emily Evies, Daniel Orellana y Mercédez Duarte, denunciaron el uso de espacios de la Alcaldía de Palavecino para inscribir a los militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), liderado por Diosdado Cabello.

Tal situación genera caos en el centro de Cabudare, considerándola irregular. La carnetización del PSUV se está llevando a cabo en el área de servicios médicos de la alcaldía, a pocos metros de una agencia bancaria, donde se efectúan los pagos de las pensiones a las personas beneficiadas, quienes han decidió protestar por el pago incompleto del dinero en efectivo.

Ana Colmenárez, residente cercana del lugar comenta “que es un abuso realizar este tipo de actividades en la Alcaldía del municipio, que tiene otras funciones”

Además el concejal Ricardo Rojas, afirmo “este caos afectó la movilización de la ciudadanía en general”.

Servicios públicos colapsados

Del mismo modo, el presidente de la Comisión de Servicio Público, Transporte y Tránsito, Daniel Orellana, denunció irregularidades y colapso de todos los servicios públicos del municipio Palavecino, principalmente en la distribución de agua y aseo urbano.

“Desde hace 13 días no tenemos agua, posterior a eso te duramos 12 días, los cuales se interrumpieron porque tuvimos agua un solo día completo, desde ese día ni aire sale por los grifos”, denuncia Daimar Díaz, quien reside en Cabudare.

Se aprobó citar al director de la Autoridad Metropolitana de Transporte y Tránsito Terrestre (AMTT), Lino Rodríguez, para junto a él analizar la crisis del sector en relación al transporte público, que ha generado graves molestias a los usuarios.

Martha Méndez, quien se traslada todos los días al centro de la ciudad gasta 13.000 bolívares diarios y se gana 14.000 Bs, “sigo trabajando para no perder la costumbre, pero la verdad ya no me provoca venir a trabajar, el transporte público es un infierno”.

El concejal Ricardo Rojas rechazó la actuación del Concejo Municipal de Iribarren, “han comenzado a elaborar una ordenanza para controlar el servicio de transporte público, de manera unilateral que debe ser analizado como una mancomunidad”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios