Oficialistas apoyan investigación contra monseñor Basabe

José Manuel Zaá | Foto: Iván Piña |

Los diputados de la bancada oficialista del Consejo Legislativo del estado Lara (Clel) manifestaron estar de acuerdo con que el obispo de San Felipe y el arzobispo de Barquisimeto, Víctor Hugo Basabe y Antonio López Castillo, respectivamente, sean investigados por los discursos proferidos en la vista 162 de la Divina Pastora a la capital larense.

Los legisladores regionales se pronunciaron, la mañana de este martes, para mostrar su inconformidad con la postura de Basabe quien pidió a la Patrona larense, durante la homilía que ofreció en la Catedral, librar al país de “la peste” de la corrupción política que condujo al país “a la ruina moral, económica y social”.

“En un mensaje que debería ser para la reconciliación de los venezolanos (…) señala directamente al Gobierno como el responsable de algunas cosas (…) Se ha convertido eso en una actividad con algunos mensajes desestabilizadores. Debe investigarse para que no vuelva ocurrir. Más allá de las sanciones que puedan haber, recuerda que hay una ley que aprobó la Asamblea Nacional Constituyente que es contra el odio”, declaró el presidente de Clel, Jhonny Colmenares.

Colmenares afirmó que, en la próxima sesión del Clel, llevarán una moción de urgencia para debatir el tema y conformar una comisión que “investigue lo que viene ocurriendo en los últimos cuatro años” en la procesión de fe mariana.

A su juicio, algunas personas tratan de convertir la actividad religiosa en una tribuna para los políticos partidistas.

“Vienen de otras regiones a tratar de convertir esto en un show politiquero y esto debe llamarnos a la reflexión. Se aprovechan algunos jerarcas de la iglesia para llevar un mensaje contra el Gobierno cuando debería ser un mensaje de fe, religioso, de unión”, expuso.

Sobre lo ocurrido puntualmente en la intersección de la avenida Venezuela con avenida Morán, donde militares fueron obligados por la gente a bajar de la tarima en la que se encontraban, Colmenares aseveró que existe la posibilidad de que la reacción popular haya sido provocada por personajes políticos (aunque testigos de lo ocurrido aseguran que todo sucedió espontáneamente).

“Eso no es casual; se está investigando (…) Hay algunos que quieren convertir la procesión de la Divina Pastora en una gran ‘guarimba’ y eso no se puede permitir”, acotó, al mismo tiempo en el que llamó a los jerarcas eclesiásticos de la región a dialogar para que respeten a la feligresía.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios