Protección Civil declaró en alto riesgo y ordenó desalojar viviendas en Sanare

deterioro de viviendas otorgadas por la mision vivienda en sanare.23/06/2015.foto ivan piña

Debido a las fallas detectadas y la inseguridad del terreno en que se encuentran, Protección Civil declaró en situación de alto riesgo varias de las viviendas ubicadas en las llamadas Colinas de Sanare, sector El Mortero, y recomendó su desalojo en prevención de un accidente.

Como reseñó EL IMPULSO recientemente, varias de ellas muestran agrietamientos en pisos y paredes, además de que los terraplenes sobre los que fueron construidos no tienen la compactación necesaria para soportar grandes pesos.

Algunos de los residentes, como Héctor Saavedra y Susana Vivas, denunciaron lo que está ocurriendo y exigieron de la alcaldía de Andrés Eloy Blanco o Corpolara intervenir para corregir las fallas o reubicarlos en sitio seguro.

Ante la angustia que están viviendo, una comisión de técnicos de Protección Civil realizó una inspección a la urbanización popular, al sur de Sanare, y constató la peligrosidad en que se encuentran los residentes de al menos ocho casas.

Félix Saavedra, luchador social de la zona, dijo que el poblema afecta a las que fueron construidas sobre terraplenes al borde de la montaña pues en los mismos se aprecian claramente derrumbes, dejando las viviendas al borde del abismo.

Sus habitantes ya habían advertido sobre lo que estaba ocurriendo con las paredes, pisos y vigas, con los agrietamientos que presentan los primeros y las separaciones de las últimas.

Algunos han hecho reparaciones con las esperanzas de no perder lo que consideran sus hogares pero en pocos días resurgen las averías, señal de que la tierra sigue moviéndose en el sector.

Aún cuando las fallas afectan directamente, hasta ahora, ocho casas de las dos últimas hileras, se mantiene la espectativa sobre el resto de la urbanización en vista de que todo el terreno del sector El Mortero, presenta fallas que ya se han evidenciado con derrumbes y hundimiento de la carretera ubicada en la parte alta, de la que ya desaparecieron más de 50 metros.

Saavedra recordó que la mayoría de las familias allí ubicadas son damnificadas de inundaciones ocurridas en otras zonas del municipio Andrés Eloy Blanco.

Para este miércoles estaba prevista una reunión de los miembros del consejo comunal para tomar una decisión sobre lo que se debe hacer para favorecer a esas familias damnificadas que nuevamente se encuentran sin un sitio seguro donde residir.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios