Siguen sin agua en sectores de Carora

 
El problema de la falta de agua continúa siendo crítico en numerosos sectores de la capital del municipio Torres, pese a los anuncios de haber sido solucionado el que presentó la tubería procedente de la presa Cuatricentenaria.
“El agua no nos llega por tuberías y tenemos que esperar que la traigan los tanques, que a veces se demoran”, dijo Carmen Meléndez, una vecina de Barrio Nuevo.
Ese sector, junto a otros de la parte alta como Francisco Torres, cerro La Cruz, Calicanto, El Rosario, Quebrada Grande, Santa Rita, Roble Viejo y La Toñona, entre otros, continúan dependiendo de los camiones cisternas de la gobernación o la alcaldía.
A raíz del accidente en Atarigua, para los habitantes de Carora los tanques azules se convirtieron en artículos de primera necesidad pues es la única posibilidad de recibir y conservar un poco de agua.
Incluso, esos recipientes han sustituido en muchos jardines de casas a las plantas ornamentales.
Indalecia Álvarez vive en la calle Sucre del sector cerro La Cruz, y como sus vecinos, sabe lo que es vivir sin agua pues desde hace tiempo no les llega por tuberías.
“Esto es muy dramático porque tenemos que madrugar para ir a pedir nos manden el camión con el agua, que viene cada 8 días y a veces cada 15 días, y mientras tanto sufrimos para los oficios del hogar”, dijo mientras esperaba le llenaran su tanque.
“Y esa agüita tenemos que administrarla bien pa’ que nos dure el mayor tiempo posible”, expresó.
A raíz de la crisis la alcaldía de Torres y la gobernación sectorizaron la ciudad para la distribución del líquido.
La alcaldía suministra a quienes no cuentan con tubería e Hidrolara a los que sí la tienen.
En El Rosario, sector apartado al este de Carora, la situación es más crítica pues debido al mal estado de la vialidad los conductores de los camiones cisternas no cumplen a cabalidad con el reparto.
“Muchas veces tenemos que ir nosotros a buscar agua en tanques que montamos en camionetas o camiones porque no nos llega con frecuencia por ningún medio y no se puede estar sin ella”, manifestó un vecino.
Aparentemente el suministro del líquido vital procedente de la presa Cuatricentenaria, de Atarigua, no se ha normalizado del todo y por ello gran parte de la población continúa sin recibirlo plenamente, haciéndose necesario algún racionamiento para beneficiar a la mayor cantidad posible de habitantes.
Pero sobre Carora persiste la escasez por cuanto la tubería procedente de la presa de Los Quediches no permite el traslado hasta la ciudad de todo lo que sale del reservorio.
Desde Los Quediches llegan informaciones según las cuales el tubo matriz presenta numerosas filtraciones por los que cada segundo salen miles de litros de agua que inundan los potreros de las fincas ubicadas en sus inmediaciones.
Se trata de una tubería muy antigua que requiere ser sustituida, pero es una obra de una alta inversión que sólo puede ser ejecutada por el gobierno nacional a través del Ministerio del Ambiente, aunque en ese organismo se desconoce cualquier información al respecto.
Fotos: Elías Rodríguez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios