Sólo el cumplimiento de la Constitución garantiza gobernabilidad y estabilidad

La salvación de Venezuela en términos de estabilidad, gobernabilidad, paz y convivencia es que se cumpla estrictamente la Constitución, sostiene el Dr. Rafael Simón  Jiménez, abogado, historiador y ex parlamentario, en relación al caso de la finalización del período de gobierno de Hugo Chávez y comienzo del nuevo a partir del 10 de enero de 2013.

Si se hace una interpretación retorcida del texto constitucional, que la violente en su contenido, el cual es muy claro, se abre cualquier espita.

Entonces, advierte, hay razones para todo porque todo el mundo se siente con derecho de hacer cumplir la Constitución o ir contra ella.
El Dr. Jiménez dijo que la situación nacional se ha venido tornando cada día más confusa. Tengo la convicción de que cuando Chávez vino a Venezuela y anunció que regresaría a La Habana para someterse a una nueva operación, tenía un plan preconcebido.

Porque conjeturó sobre la eventualidad que pudiera sobrevenir una situación que lo inhabilitara e indicó que el vice-presidente, Nicolás Maduro sería su sustituto.

Como los hermanos Fidel y Raúl Castro tienen intereses vitales en Venezuela y que la sobrevivencia de su decadente régimen hambreador depende del subsidio venezolano, le habían sugerido al mandatario dejar las cosas arregladas, es decir, preparar una sucesión que preservara los intereses de la isla y, por supuesto, de la mal llamada revolución bolivariana.

Las circunstancias que han rodeado a la cuarta operación a la cual se somete Chávez en Cuba han creado una situación de incertidumbre.
Seguramente, el Presidente pensó que él podía recuperarse oportunamente, regresar a Miraflores y hasta tomar la decisión de no encargarse de la presidencia y de hecho darle a Maduro la opotunidad de ser candidato y, eventualmente, ser electo.

Pero, las versiones de los representantes del alto gobierno y del propio partido gubernamental, así como los partes médicos políticos que han sido más políticos que médicos dados por el ministro de Información, Villegas, hablan de una gravedad de consecuencias impredecibles.

Eso, por supuesto, ha creado una gran incertidumbre en el seno del país, porque no es lo mismo una transición con Chávez vivo que una transición con Chávez en otro plano no terrenal.

Es vox populi que existe en el chavismo una caja de Pandora, que se va a abrir en toda su dimensión una vez que Chávez no esté en el mundo de los vivos.

Por mucho que se encarguen de hacerse carantoñas y ofrecerse amor eterno, existen contradicciones no solamente entre Maduro y Diosdado Cabello, sino entre Cabello y Freddy Bernal, entre éste y lo que llaman el ala militar, entre las alas militar y civil y los llamados colectivos armados, es decir, el chavismo es un movimiento variopinto, incluso de intereses contradictorios, que ha podido solamente cohesionarse en torno a la figura de Chávez, que ejerce un poder omnipotente entre ellos.

Foto: Archivo

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios