Transportistas de Lara tomarán acciones de calle

Desde tempranas horas, unidades de las distintas líneas de transporte público que prestan servicio en la ciudad comenzaron a apostarse en las inmediaciones del Terminal de Pasajeros de Barquisimeto. Conforme avanzaba la mañana, buses con la inscripción “Hora 0” iban llenando la carrera 24, desde la calle 42 hasta la 48. Los accesos del principal centro de movilización de pasajeros del estado Lara quedaron completamente bloqueados.

Ya a las ocho y media, ninguna unidad prestaba servicio en la ciudad. Las paradas lucían atestadas de pasajeros, al tiempo que los conductores se congregaban en una nueva asamblea para elevar nuevamente su voz de protesta ante la implementación del sistema Transbarca, que según el gremio automotor, constituye una amenaza para la actividad económica que desempeñan.

El argumento principal esgrimido por los choferes es que el sistema representa una competencia desleal para ellos, por cuanto son unidades nuevas que transitarán por canales exclusivos y llevarán pasajeros gratuitamente.

Asimismo, denuncian la actitud hostil hacia ellos del presidente de Transbarca, Antonio Abche. “Nos llama locos por exigir nuestros derechos”, aseveró el presidente de la Federación Nacional de Transporte, Erick Zuleta.

“De un plumazo nos quieren desplazar”

Luego de instalar formalmente la asamblea gremial, el dirigente nacional del transporte citó un documento avalado por el expresidente de la República, Hugo Chávez, que establecía “la integración en forma permanente, participativa y protagónica de todos los transportistas organizados del país en los planes que se proyecten para el sector transporte”.

“Los personeros del gobierno nombran al ‘presidente eterno’ cuando les conviene. Sepan que el mismo comandante Chávez dispuso que nos incluyeran en lo que planificaran. Pero ahora de un plumazo, este ministro (de Transporte, Haiman El Troudi) nos quiere desplazar”, expresó.

“Desde el Ministerio de Transporte nos dicen que Transbarca no va a afectar nuestro trabajo. ¿Cómo no nos va a afectar que nos pongan a competir contra unos buses nuevecitos que van a llevar a la gente de gratis?”, se preguntó.

Zuleta increpó directamente al presidente Nicolás Maduro, apelando a su condición de transportista. “Colega Maduro, le hablo en nombre del gremio al que usted pertenece, no olvide sus raíces, recuerde que el que le pega a su familia se arruina”.

Tras la alusión directa al primer mandatario nacional, la asamblea alcanzó su punto de ebullición. En medio de arengas de los conductores presentes, Zuleta resaltó que “el campanazo se lo estamos dando al presidente. Ningún gobierno del mundo ha podido la presión del sector transporte cuando está unido”.

Relató que en la víspera de la asamblea, lo había contactado el viceministro José Luis Bernardo, con quien habían sostenido una reunión el pasado viernes. “Le dije que ya la decisión sobre nuevas acciones a tomar no estaba en mis manos, sino de la asamblea de transportistas”.

Desconfianza

Zuleta apuntó que se han reunido “hasta el cansancio” con diversas autoridades del Transporte Terrestre. “Con el ministro estuvimos el jueves desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde en su despacho. Luego vino el viceministro a Barquisimeto, pero nunca alcanzamos acuerdos”.

“Por un lado nos piden que confiemos en ellos, pero por el otro utilizan el dinero de Fontur, que fue creada y engordada con aportes nuestros, para comprar unos buses y crear un sistema que viene a fregarnos la vida, ¿y así quieren que confiemos en ellos?”, expresó.

Advirtió que “si el ministro nos quiere en la calle, ahí nos va a encontrar. Vamos a tener que cambiarle la letra al himno nacional, porque ahora todos los transportistas de Venezuela cantarán ‘seguid el ejemplo que Lara dio’”.

Transportistas a la calle el viernes

El secretario general del Comando Intergremial del sector Transporte, José Luis Trocel, enunció una serie de resoluciones, que la asamblea aprobó sucesivamente por unanimidad.

Se acordó declarar la emergencia nacional del sector transporte, llevar la Hora Cero a escala nacional y rotular las unidades de todo el país con la frase “apoyo a Lara”.

“Tomando en cuenta que Transbarca entra en fase de prueba el viernes, esta asamblea autoriza al Sindicato de Lara a tomar ese mismo día las acciones de calle que tenga a bien desarrollar, las cuales serán definidas mañana en consejo central”, expresó.
Tras el anuncio de las disposiciones finales, Zuleta tomó la palabra nuevamente para informar que “el ministro nos acaba de convocar a una reunión este viernes. Si nos quiere allá, que aplace las pruebas de Transbarca, porque de lo contrario estaremos en la calle”.

El terminal no laboró en la mañana

Las asociaciones de transporte extraurbano se sumaron a la protesta emprendida por sus colegas de las rutas urbanas. Durante la mañana de ayer, ninguna unidad perteneciente a las líneas formalmente constituidas cargó pasajeros en el Terminal de Pasajeros de Barquisimeto, que además estaba bloqueado por los buses apostados en los dos accesos del recinto, por la carrera 24.

En los alrededores de la instalación, conductores “piratas” ofrecían el servicio de traslado a diversos destinos. Algunas unidades intentaron cargar pasajeros, pero eran desalojadas minutos después.

Erick Zuleta denunció que a primeras horas de la mañana, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana intentaron aprehender al presidente de la línea Pedro León Torres. “Nos concentramos todos los transportistas alrededor y les dijimos que si se lo querían llevar, nos tenían que meter presos a todos”.

Por su parte Flor Maritza de López, directora del terminal, expresó que “el tema Transbarca es un asunto que le compete únicamente al transporte urbano. No tienen derecho a trancar esta instalación”.

“Le recuerdo al señor Erick Zuleta que él tiene todo el derecho a protestar, porque así lo contempla la Constitución. Pero su derecho termina cuando comienza a violentar el de los demás. Aquí tengo unidades de otras ciudades que no pueden salir porque nos tienen trancados los accesos”, manifestó.

“Una cosa es asamblea y otra cosa un paro. Para mí, esto es un paro disfrazado”, sentenció.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios