Usuarios rechazaron el paro de transporte: ¿Y a usted, cuánto le costó subir a un taxi?

Llegar puntual al trabajo y demás ocupaciones, no fue posible durante este viernes cuando el Sindicato Automotor del estado Lara, llevó a cabo por segunda vez en menos de una semana, la paralización de sus actividades. 

Más de mil profesionales del volante se sumaron a la Hora “0” convocada por el líder del gremio, Erick Zuleta, en rechazo al nuevo Sistema de Transporte Masivo para Barquisimeto (Transbarca) que entrará en funcionamiento formalmente a partir del 14 de septiembre. 

Mientras tanto, los usuarios tuvieron que usar unidades no afiliadas a las líneas tradicionales debido a la ausencia de las conocidas rutas. Los carros “piratas” no detuvieron ni por un instante las movilizaciones de pasajeros a lo largo y ancho de la ciudad.

Cobraban hasta el triple

Si bien las personas lograron movilizarse a través de las unidades informales, eso les costó muy caro: entre 10 y 15 bolívares cobraban las busetas dependiendo del recorrido. Un esfuerzo económico que afectó en gran medida el bolsillo de los barquisimetanos.

Ni hablar de los “rapiditos”, al menos los no legales, quienes cobraban a los usuarios lo que quisieron, aprovechando el paro de transporte, el cual perduró hasta las dos de la tarde.

Las personas de escasos recursos lamentaban que el costo elevado del pasaje, agotara los pocos ingresos con los que cuentan, a duras penas, para cubrir las necesidades básicas.

Lo peor del caso, es que no existe un control sobre aquellos carros “piratas” y las personas prefieren pagar aunque sea con sobreprecio el pasaje, antes que faltar al trabajo o perder diligencias pendientes. “Estamos de manos atadas”, comentó Flor Ramírez, en la parada del Cementerio Nuevo en la vía Quíbor.

Se expusieron a peligros

Por una parte, el peligro de subirse a una moto: “Porque si usamos mototaxistas no contamos con un casco para protegernos de una caída; nos subimos a todo riesgo y se paga hasta 50 bolívares si llega hasta la avenida La Salle”, dijo otra usuario, Carmen Duarte, en la parada de la avenida Los Leones.

Sin embargo, no es lo único que atenta contra la integridad de las personas. Varios casos desagradables suceden en los vehículos que no pertenecen a las líneas de transporte. De hecho, se notan jovencitos inexpertos frente al volante y con comportamientos inadecuados.

“Si les pedimos que bajen el volumen del radio, nos gritan y amenazan con bajarnos a la fuerza; la mayoría son jóvenes muy violentos, en especial, los que recorren las parroquias Juan de Villegas, El Cují y Tamaca”, dijo José Pastor Delgado, habitante de La Carucieña.

Por último, las amargas experiencias de aquellos que han sido asaltados por los conductores “piratas” cuando pensaban que llegarían seguros a casa. En este sentido, los ciudadanos exhortan a la Autoridad Metropolitana de Transporte Terrestre (AMTT) a fin de que pongan un punto final sobre estos casos.

Levantar infracciones sobre aquellos que pretendan circular sin los documentos reglamentarios, así como vigilar el cobro de las tarifas en el resto de líneas y cooperativas de transporte, son parte de las sugerencias hechas por los citadinos.

Las comunidades colapsaron

Las comunidades aledañas a las líneas del nuevo Sistema de Transporte Masivo para Barquisimeto (Transbarca) colapsaron durante la mañana de este viernes, por cuanto los carros particulares no tenían otras salidas para escapar de las largas colas que se formaron con los últimos arreglos hechos frente a las paradas del sistema.

El paso peatonal fue casi imposible; los vecinos de comunidades como Barrio Unión y Los Luises, optaron por no salir de casa ante el temor de ser arrollados por cualquier carro.

Gran cantidad de unidades circulaban por las calles y transversales de las barriadas y, por desdicha, los vecinos temen que al entrar en funcionamiento el Transbarca suceda exactamente lo mismo.

“Nos vamos a quedar sin la posibilidad de caminar tranquilamente por la comunidad porque aumentará el número de vehículos en nuestro territorio; todos querrán evitar la avenida Libertador porque serán muchas las limitaciones con el Transbarca”, sostuvo Franklin Pérez de Barrio Unión.

Incertidumbre

Los ciudadanos desconocen cuáles serán las acciones que seguirá tomando el Sindicato Automotor del estado Lara. Exhortan al diálogo con el Ministerio (pp) de Transporte a fin de impedir que ocurran nuevas paralizaciones del servicio.

Las comunidades de Iribarren, marginadas precisamente porque no cuentan ni siquiera con el transporte público también se preguntan cuándo llegarán hasta sus vecindarios para ofrecerles solución.

Buena parte de las comunidades en la vía Quíbor (oeste) y de El Cují (norte) no tienen transporte en sus sectores. Caminan cuadras, kilómetros para llegar hasta las calles principales.

En este sentido, proponen que si bien debe entrar en funcionamiento Transbarca, haya una organización mayor para llegar a aquellos sitios donde nunca ha existido un medio de transporte público.

Por otra parte, el sentir de las comunidades apunta a la organización entre las rutas tradicionales, de la mano con los vecinos y entes gubernamentales con la intención de cubrir todas la necesidades sin dejar por fuera a algún padre trabajador como es el caso del transportista.

Arreglar el resto de la vialidad

Pavimentar las vías por las cuales no pasará el Transbarca, es otra de las sugerencias hecha por la ciudadanía. Los profesionales del volante, en reiteradas ocasiones, han manifestado a las autoridades el deplorable estado de las calles.

El tren delantero de las unidades se ve afectado, así como otras partes de los vehículos, sin olvidar, la incomodidad causada a los pasajeros. En este sentido, es urgente atender el clamor de los barquisimetanos para que la transformación de la ciudad sea verdadera y esté a la altura de lo moderno, de lo contrario, la inconformidad seguirá presente en ambas partes: usuarios y transportistas.

Metrobús Lara

En varios puntos de la ciudad, en especial, hacia el oeste y norte, se observaron unidades de Metrobús Lara prestando el servicio gratuito en las zonas de mayor afluencia de personas.

Sin embargo, no se dieron abasto para la gran cantidad de usuarios en las calles, especialmente durante las horas de la mañana cuando el colectivo tenía prisa por llegar a sus sitios de trabajo.

Asimismo, prestaron servicio las rutas comunales que fueron donadas hace poco por el Ministerio (pp) de Transporte Terrestre.

Hacia el noreste de Barquisimeto, estuvieron circulando estas unidades que existen en busetas y carros tipo jeep.

Habitantes de Chirgua, Lomas Verdes, El Cercado, Tierra Negra, El Ujano, Indio Manaure, entre otros sectores populares de la parroquia Santa Rosa se beneficiaron de las rutas comunales.

No obstante, hizo falta mayor apoyo en el resto de las parroquias que integran el municipio Iribarren.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios