SAV: Presentan estudio sobre incidencia y mortalidad del cáncer en Venezuela

Juan Bautista Salas | Cortesia SAV |

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), con el fin de contribuir a tomar las medidas necesarias para prevenir el cáncer y reducir el número de muertes por esa causa, viene trabajando desde hace cuatro años en el desarrollo y elaboración de estudios estadísticos pronosticados, que permitan tener una aproximación bastante cercana de la incidencia y mortalidad de esta patología en Venezuela.

César Miranda, gerente de Educación y Prevención de esta institución, informó que “este trabajo es muy importante porque, desde el año 2012, en Venezuela no se cuenta con cifras oficiales que indiquen con certeza cómo estamos en cuanto a la incidencia y mortalidad del cáncer. Estadísticas sanitarias que necesitan todos los países, para poder abordar los problemas de salud.

Recordó que el primer trabajo investigativo sobre cáncer en el país, realizado por la SAV con el apoyo del Centro de Estadísticas y Matemáticas de la Universidad Simón Bolívar (Cesma-USB), abarcó el período 2012-2015 y mostró que los tipos de mayor riesgo de muerte para hombres y mujeres son el de pulmón y estómago.

Dicho estudio se hizo con base en la serie histórica observada en Venezuela durante entre los años 1990 y 2011, obtenida de las fuentes oficiales del Registro Central de Cáncer, el último Anuario de Mortalidad, publicado por el Ministerio del Poder Popular para la Salud (2011) y los cálculos poblacionales del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Presentan estudio el 21 de junio

Miranda indicó que el próximo 21 de junio, darán a conocer a la opinión pública “las nuevas estadísticas basadas en tasas estandarizadas, que a diferencia de las anteriores (crudas), toman en cuenta factores socioeconómicos y grupos de edad, lo que permite robustecer la investigación y ofrecer datos más ajustados sobre la población”.

Angélica Castillo Rojas, coordinadora de Investigación y Docencia de la SAV, explicó que esta entidad sin fines de lucro es miembro de la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC), y como tal tiene el compromiso de contribuir con el objetivo número 2 de la Declaración Mundial contra el Cáncer que convoca a sus miembros a “medir la carga de la enfermedad en cuanto a incidencia, prevalencia y mortalidad”.

Señaló que la Sociedad Anticancerosa levanta sus datos a partir de los reportes oficiales, “que se siguen elaborando, aunque está mermado su dominio público”, y a partir de allí se generan las estimaciones del estudio.

La coordinadora de la SAV explicó que la ausencia de datos o su publicación ha sido uno de los factores que motivaron a materializar esta iniciativa. “La falta de cifras dificulta la toma de decisiones a los actores que tienen injerencia en este campo. Por otra parte, estimaciones de cifras de cáncer suelen ser comunes en todos los programas de registro nacionales de cáncer de cada país, pero no contar con datos observados de origen reciente hace que las estimaciones sean menos robustas desde el punto de vista predictivo. Si no tienes datos, le haces un flaco favor a los organismos públicos que tienen que tomar decisiones”, expresó.

 

Valor agregado

 

Indicó que el valor agregado de este nuevo estudio, cuyos créditos comparten también con el Cesma-USB, son las tasas estandarizadas que permiten que las cifras de Venezuela sean comparables con las del resto de los países de América Latina, ya que con las tasas crudas sólo permite observar cómo es el estatus del cáncer en el país y es la forma de resumen más sencilla y directa de la experiencia poblacional con respecto a esta enfermedad en el país.

Con este análisis –concluyó Castillo- sobre la tendencia de la incidencia y mortalidad del cáncer en Venezuela, estamos contribuyendo no solo a que se entienda su magnitud, sino también a tener fuentes de información que ayuden a conocer los antecedentes y el estatus actual de la enfermedad que permitan tomar acciones en el ámbito de salud, para evitar el incremento de nuevos casos y de muertes prevenibles. De esta manera, contribuimos a la disminución de la carga creciente de la enfermedad a nivel local.

El primer elemento de la prevención es la educación y su materia prima el suministro de la información.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios