Acusan a funcionarios de asesinar a agricultores en Morán

Karina Peraza Rodríguez | Fotos: Ángel Zambrano |

“Mami estoy en una alcabala, ahorita la llamo”. Estas fueron las últimas palabras que escuchó la madre de Albert José Angulo (24), después de allí no supo más de su paradero.

El joven quien era residente del caserío Palmira del municipio Andrés Eloy Blanco, habría salido de su casa a las 8 de la mañana del domingo, en una moto Empire azul de su hermano. Fue a buscar a su amigo Rubén Darío Carrasco Lucena, e iban a Sanare a buscar un dinero para el pago de salarios de obreros.

Una corazonada invadió a la madre de Albert y lo llamó por teléfono cuando el reloj marcaba las 8:23 de la mañana. Al poco rato volvió a marcar y ya el celular estaba apagado.

De inmediato los hermanos se comenzaron a movilizar y no supieron nada al respecto. Al cabo de unas horas supieron que la motocicleta había sido localizada por funcionarios de la Policía estadal en el sector El Paraparo, en la vía hacia Sabana Grande del municipio Andrés Eloy Blanco. Estaba en calidad de abandono, supuestamente la consiguieron estacionada a un lado de la vía, la familia observó cuando la metían a la estación policial y pidieron explicaciones pero no las dieron.

Una hermana de Albert, quien pidió no ser identificada comentó que ellos se comunicaron con funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) y según supieron el teléfono celular del joven fue apagado en el mismo lugar donde apareció la motocicleta.
Recorrieron varias estaciones policiales y centros asistenciales y no dieron con los jóvenes, tampoco recibieron llamada alguna.

Su madre lo identificó

En horas de la mañana de este martes funcionarios del Cicpc quienes ya tenían la denuncia de la desaparición de los hombres, se comunicaron con los familiares le indicaron que podrían tratarse de sus seres queridos, por lo que la madre de Albert se trasladó hasta la morguecita de Barquisimeto y allí reconoció por la vestimenta a su hijo.

Los cuerpos fueron localizados en el sector El Limoncito del municipio Morán en horas de la noche del lunes, estaban en estado de descomposición, al menos dos días tendrían de haber sido asesinados.

Se conoció a través de la autopsia realizada que ambas víctimas fatales presentaron disparos en la cabeza.

Eran extorsionados

Angulo se ganaba la vida como agricultor, tenía junto a uno de sus hermanos tierras arrendadas donde sembraban caraotas, café y papas, ellos eran asediados por funcionarios según comentó una de las dolientes.

“Los municipales se la pasaban extorsionándolos, hace unos dos meses le quitaron cuatro sacos de caraotas”, explicó una dama, quien además comentó que también le quitaban dinero y constantemente iban a quitarle plata. “Es por eso que esa policía fue eliminada, eran unos extorsionadores”, aseguró la mujer.

Aparentemente los funcionarios de la Policía Municipal habrían además amenazado a este joven y hace siete días uno de los funcionarios preguntó por él y hasta le dijo “va un operativo crema para ustedes en Sanare”, por lo que esta familia asegura que estos uniformados están tras la muerte de Albert.

Otro de los conocidos del joven fallecido reflexionaba y aseguraba que lo habían mandado a matar, “el malandro mata en el momento, eso fue Gobierno. No era la forma de matarlos, la gente tiene derecho por qué no los detuvieron”, rumoraba uno de los hombres presentes.

Así mismo trascendió que aparentemente existen unas cámaras que pudieron captar el vehículo en el que fueron plagiados los dos fallecidos.

Por ahora efectivos del Eje de Homicidios del Cicpc indagan sobre el doble homicidio y manejan la venganza como uno de los móviles.

Los familiares de Angulo indicaron que Carrasco Lucena, tenía meses laborando como obrero de la familia, saben que el mismo habría estado detenido. “La gente no quiere trabajar y nosotros no le pedimos currículo a los obreros, una cosa es el trabajo y otra cosa lo que son”, expresó uno de los familiares de Angulo.

El joven fallecido deja huérfana de padre a una niña de un año, mientras que Carrasco Lucena era residente del sector Hospital de Sanare.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios