Cicpc da golpe a la banda de Janier en La Sábila

José Manuel Zaá | Fotos: Cortesía  |

En busca de cinco peligrosos criminales de la banda de Janier -dedicada a robar, matar, vender drogas, extorsionar y demás-, más de 50 funcionarios del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) del estado Lara, fuertemente armados, incursionaron en el urbanismo más peligroso de la ciudad de Barquisimeto, la tarde de este miércoles, en donde fueron recibidos a tiros y lograron abatir a dos peligrosos criminales.

Niños, adultos y ancianos que estaban afuera de sus casas, a eso de las 6:00 p.m., tuvieron que correr desesperadamente a encerrarse y lanzarse al suelo de sus hogares, puesto que, cuando los sabuesos cayeron sorpresivamente, comenzó un tiroteó que se prolongó por más de 40 minutos.

El principal objetivo de la policía científica era Jairo Janier Rivero Rivero, de 18 años de edad, conocido como Janier.

Este peligroso delincuente está señalado en más de diez homicidios -solamente como autor material- y se encuentra evadido del retén de El Manzano desde 2016.

Tendría bajo sus órdenes más de diez peligrosos criminales y sus víctimas lo acusan de expulsar a familias enteras de La Sábila, sin razón alguna, para después apoderarse de la pertenencias y derrumbar sus hogares. Algunas casa son utilizadas como refugios.

Cuentan vecinos que Janier camina y juega fútbol casi todos los días frente al módulo de la GNB y la mira complaciente de polilaras.

Los cicpc, el miércoles, tomaron las manzanas C y P en las que se encontraba Janier; sin embargo, este logró escapar tras lanzarse a una quebrada y saltar hacia el urbanismo Alí Primera.

En el intenso intercambio de balas los funcionarios ultimaron a Héctor José Rodríguez Chirinos, de 19 años de edad, alias El Chueco; y a Emerson Jesús Yépez Oviedo, de 22 años de edad, conocido como El Tato.

Estos criminales accionaban sus armas de fuego contra los efectivos policiales, mientras corrían para intentar escaparse.

Fue así que El Chueco resultó herido en el abdomen y espalda; mientras que su compinche fue neutralizado con una bala en la espalda.

Trascendió que la especialidad de El Chueco era matar. Este hombre, además de estar solicitado por los crímenes de José Alberto Jiménez (18) y Jhonathan Olmos Morillo (21), perpetrados el 16 de mayo y el 27 de enero de 2017 en Terrazas de La Sábila, respectivamente, era investigado en al menos cinco homicidios más.

Por su parte, El Tato trataba de tener un perfil criminal más reservado ante los cuerpos de seguridad para ser el administrador económico de la banda. Cobraba algunos cheques y rescates.

Cabe destacar que los sabuesos del Eje de Homicidios continúan la búsqueda de Janier, así como la de sus otros sujetos conocidos como El Pelón, El Orejó, Tavo, Gabo, Edilio y El Cachetón, este últimos, uno de los más temidos en el urbanismo.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios