Comerciante quiso proteger a su familia

KPR | Foto: Iván Piña |

Freddys José Cambero, de 37 años de edad, es oriundo de Carora, municipio Torres y a sus doce años se vino a Barquisimeto, donde creció con su familia. Desde muy joven comenzó a trabajar en los mercados, vendía ropa de damas y calzados.

Era muy conocido le decían El Parce, viajaba a mercados de Acarigua, Sarare, Carora, Obelisco y donde mayormente estaba era en el San Juan.

Precisamente hoy le tocaba viajar para Torres, se levantó como todos los días bien temprano y entre 4:55 a 5 de la mañana abrió la puerta para salir a echarle agua a su camioneta, pero se percató que dentro del garaje estaba un sujeto.

“Epa”, grita Cambero, a los dos delincuentes que estaban en el estacionamiento. El grito alertó a su hijo de 14 años, a su hija de 17 años, a una residente y a la madre del comerciante, quienes estaban dentro de la casa, ubicada en la avenida principal entre calles 4 y 5 de Las Veritas, zona norte de Barquisimeto.

En el momento que ellos se iban asomar Cambero ordenó que se encerraran y así lo hicieron. Pero su hijo menor observó como su padre se iba sobre los delincuentes para tratar de desarmar a uno de ellos, describió el adolescente que uno de los hampones cargaba un “chopo”, un arma de fuego de fabricación casera y en el momento en que el hombre se abalanzó sobre ellos fue que el sujeto disparó hacia el rostro del comerciante.

Su familia no salió apenas escuchó la detonación, esperaron al menos diez minutos y cuando no sintieron más bulla abrieron la puerta estaba Cambero tirado en el piso, estaba sin vida.

El impacto fue a nivel de la región maxilar del lado izquierdo.

Se conoció que uno de los sujetos dejó sus zapatos acomodados a un lado de la camioneta, su hijo presume que fue que sacaron algún calzado de la camioneta y se lo pusieron.

Así mismo indicó que la camioneta que es una Fortaleza dorada, estaba cargada con la mercancía con la que viajaría su padre, asegura que es primera vez que eran víctimas del hampa en su hogar.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios