Continúa prófugo el presunto homicida de Subero

 KPR/MS | Foto: Ángel Zambrano |

Aunque Luz Marina Araujo, Fiscal 6ta del Ministerio Público, imputó a los seis detenidos por el crimen de Danny José Subero (46), aún continúa prófugo de la justicia la persona que haló del gatillo del revólver 38 que le causó la muerte a este Teniente de la Guardia Nacional.

Antony Jesús Pérez Torres, de 25 años de edad, conocido como El Cuina y quien tiene antecedentes por droga sería la persona que portaba el arma de fuego y le causó la muerte a Subero. Este mismo se encuentra solicitado, junto a tres personas más, además de otro individuo que aún falta por identificar, destacó una fuente ligada a la investigación.

Por otro lado, Jonathan Sandoval y Jesús Alejos fueron imputados por los delitos de homicidio calificado en grado de cooperadores inmediato.

Mientras que Jonatta Riera, Ronny Granados, Uvaldo Martínez y Milarys Saavedra se les imputó el mismo delito pero en grado de facilitadores.

Adicionalmente, a las seis personas se les precalificó el delito de agavillamiento. Una vez evaluados los elementos de convicción presentados por la representante del Ministerio Público, los Tribunales 2° y 3° de Control de Lara dictaron medida privativa de libertad contra los cinco hombres y la mujer, así lo describe una nota del Ministerio Público.

Según indicó el juez el centro de reclusión de estas seis personas, sería el Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como Uribana.

En el caso de los imputados por homicidio calificado en grado de facilitadores  los jóvenes fueron señalados  a partir  de una  única prueba: una fotografía donde aparecen los  muchachos  mirando “algo”, pero desde el ángulo de donde  fue tomada no se  aprecia con claridad qué es, según aportó  una fuente conocedora del caso.

Esto quiere  decir que no existen  suficientes elementos de convicción para la imputación dictada  ayer en la audiencia. Además, si se juzga la relación de los imputados con la muerte de Subero por lo que se muestra en la imagen,  mediante este recurso gráfico no queda claro cómo participaron.

La fuente recordó que a Riera, Martínez, Granados y Alejos se les aplicó la prueba de pólvora y todos resultaron  negativos, es decir, que ninguno de ellos accionó el arma. Aclaró, a su vez, que la golpiza no  fue la causa de muerte del teniente retirado, pues la autopsia determinó que  fue por   dos impactos de bala.

Cabe destacar que el séptimo detenido es un adolescente de 17 años de edad, que ya fue presentado ante los tribunales, también imputado y privado de su libertad, por lo que fue enviado al Centro Socio Educativo Pablo Herrera Campins, mejor conocido como el retén de El Manzano.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios