Cuando supieron que era GNB la atención en el Hospital cambió

KPR | Foto: Archivo |
HOSPITAL ANTONIO MARIA PINEDA SALA DE EMERGENCIA FECHA 16/05/2010 FOTO DANIEL ARRIETA

Yeferson Joseín Castillo Escobar (24) fue ingresado el miércoles con un politraumatismo. Quienes lo llevaron indicaron que lo iban a linchar, pues había robado a una señora. Testigos aseguraron que andaba con otra persona.

Lo cierto es que el hecho fue en la avenida San Vicente con calle 57 y un amigo de sus padres lo reconoció. Gracias a una ambulancia que pasaba lo trasladaron al Seguro de la 50 y de allí remitido al Hospital Central Antonio María Pineda.

Efraín Castillo, padre del joven quien resultó ser Sargento Segundo de la GNB, destacado en Caracas comentó que son cristianos, aseguró que su hijo andaba en moto, la cual no aparece y dijo que iba a comprar un repuesto. La familia llegó al hospital y lo consiguieron tirado en una camilla. “No lo habían atendido, no tenía ni una vía puesta y comenzamos a orar”.

Explicaron que una enfermera se acercó y les preguntó que si eran familiares e indicó que el paciente era un delincuente.

El señor Castillo refutó esa respuesta e informó que se trataba de un militar, fue en ese momento que la atención para el joven cambió y de inmediato fue atendido.

El joven estuvo mucho tiempo sin ser diagnoaticado por lo que se encuentra delicado de salud y producto de los golpes que recibió se le formó un coagulo de sangre en el cerebro que hasta ahora lo mantiene inconsciente.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios