Delincuentes simulan ser del Cicpc y cometen el secuestro número 10

Según relataron personas cercanas a la familia, unas personas desconocidas llegaron hasta la calle 46 entre carreras 17 y 18, en la zona oeste. Los sujetos andaban con chaquetas y se identificaron como funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, aunque no portaban identificación alguna que los acreditase como tal.
Los supuestos funcionarios entraron a la vivienda de forma violenta, sometieron a los presentes y se llevaron consigo a Evelio Antonio Alastre Ordóñez, a quien montaron en un vehículo Ford Ka, de color blanco y tomaron rumbo desconocido.
En un principio la familia pensó que se trataba de una privación ilegítima de la libertad, del joven de 22 años de edad, por parte de uniformados del cuerpo detectivesco. Al muchacho lo buscaron, pero no dieron con él.
El miércoles 15, los seres queridos del joven que daban por detenido, recibieron una llamada por parte de sujetos desconocidos indicándole que tenían en su poder a Alastre Ordóñez. Solicitaron gran cantidad de dinero para su liberación, convirtiéndose en la víctima número 10 en haber sido plagiada en la entidad larense.
Con este muchacho son tres las personas que se encuentran en cautiverio en la actualidad. Los otros son dos los de Víctor Arroyo, plagiado el jueves 9, en la carrera 26 entre calles 47 y 48, cuando se encontraba dentro de su licorería, y el de Gonzalo de Jesús Hernández Pacheco (54), quien fue plagiado en su finca en Manzanita, municipio Simón Planas, el pasado 28 de enero. Es la persona que más tiempo tiene en cautiverio. Hasta ahora ha pasado 20 días en manos de sus captores.
Negocian desde la cárcel
Por otra parte funcionarios de la Brigada Anti Extorsión y Secuestro del Cicpc, lograron identificar a uno de los negociadores del plagio del infante de 12 años, quien fue secuestrado la semana pasada en la parroquia Unión.
Se trata de Fernando Antonio Rivero Fernández (29). Este hombre es ex funcionario de la Policía del estado Portuguesa y presenta múltiples registros policiales, informó Jesús Vargas, jefe de la delegación de Lara.
De fecha 2 de agosto del 2004, por la ciudad de Guanare, presenta hurto genérico, del 15 de marzo del 2006, tiene robo por Acarigua. En Guanare registra un segundo antecedente del 1º de noviembre del 2010, por el delito de robo y amenaza, el 2 de junio del 2011, fue detenido por el Cicpc en Lara, por el delito de secuestro.
Tras su última detención, fue enviado a la cárcel de Uribana, tras estar involucrado secuestro de Yongli Zheng, de 18 años de edad, hecho ocurrido el 1º de ese mismo mes de junio, en la carrera 19 entre calles 29 y 30, parroquia Catedral, de Barquisimeto.
En esa oportunidad a Rivero Fernández lo detuvieron cerca de unos teléfonos tarjeteros, tras descubrir que era la persona que realizaba las llamadas para negociar por el comerciante chino.
Actualmente “El Catire” como es conocido el recluso, se encuentra en el área de Iglesia de Uribana y se conoció que era él quien llamaba para negociar la libertad del niño de 12 años.
El comisario Vargas indicó que se estaba investigando de qué forma está involucrado en los secuestros de Héctor González, hijo del dueño de un frigorífico, y de Pedro Flores, plagiado en municipio Jiménez. Estas dos víctimas se encuentran en libertad.
Infante estaba en el norte
Tras cuatro días de haber sido liberado el infante, precisó el jefe del Cicpc que se practicaron cuatro allanamientos por este caso, en las zonas de Las Veritas, El Cují, Sabana Grande y Los Sin Techos, al norte de la ciudad. El jefe de región de la policía científica, estima que al niño lo tenían por esos mismos lados.
Trascendió que a la víctima lo tenían dentro en un cuarto oscuro, en la misma había un ventilador y una cama, lo vendaban y le daban sus tres comidas diarias. Al parecer muchas damas frecuentaban la vivienda, pero eran dos muchachos los que se encargaban de su cuidado. Tres veces se comunicó con su madre y afortunadamente fue devuelto con su familia.
Funcionarios del Cicpc y el GAES, trabajan para desarticular las bandas de los secuestros.
 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios