Denuncian que en Sanare sigue mandando el hampa

José Manuel Zaá | Fotos: Cortesía/Ángel Zambrano |

Habitantes del municipio Andrés Eloy Blanco del estado Lara no aguantan la violencia que, la tarde de este domingo, se llevó la vida de un habitante de Guapa; en un hecho que significó el segundo asesinato cometido en la jurisdicción durante el fin de semana y, al menos, la octava muerte violenta que se suscita en lo que va de año.

Jean Carlos Colmenárez Colmenárez era el nombre de la última víctima fatal. Tenía 22 años de edad y residía en el barrio El Cementerio de Sanare.

Según sus familiares era cafetalero y, como a las 5:00 de la tarde, fue interceptado por encapuchados que se trasladan en camionetas y motocicletas por el poblado para sembrar terror.

Los encapuchados lo habrían alcanzado para golpearlo y después dispararle en el cuello.

EL hoy occiso fue auxiliado por familiares que andaban con él y trasladado hasta el nosocomio de Sanare, en el cual lo remitieron al Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp) de Barquisimeto, pero llegó como a las 10:50 de la noche sin signos vitales.

“Él estaba mirando el juego de beisbol –en el estadio Cruz de Mayo- y cuando terminó salió para la casa. Andaba con mi papá y hermanos, pero a mitad de camino aparecieron los encapuchados. Salió corriendo y se lanzó por un barranco pero lo alcanzaron y le dispararon”, relató sobre lo ocurrido la hermana del hoy occiso, Leidy Colmenárez.
El sitio del suceso, según contaron, fue el sector El Placer de Miracuy, la parte alta de Sanare.

El difunto era el menor de cinco hermanos y, tras su partida, quedan sin padre tres pequeñas.

Los familiares de Jean Carlos creen que el autor intelectual del crimen pudiera ser un vecino que mandó a los encapuchados.

Los motorizados, comentaron los pobladoras, conforman un grupo de aproximadamente 100 personas encapuchadas que dicen “hacer justicia en sus propias manos” y se hacen llamar Grupo de Rescate La Primera Copa; sin embargo, no dieron mayores detalles.

Recordó Leidy que esta es la segunda pérdida para la familia, puesto que hace unos años asesinaron a su tío, Jhonny Colmenárez, para robarle su motocicleta.

Llamado a las autoridades

“Ahorita está demasiado peligroso Sanare, es horrible. Está peor, no pasó una semana cuando ya habían matado a alguien. Allá mandan los delincuentes”, aseveró la hermana de Jean Carlos al preguntársele sobre la inseguridad en Sanare y cómo influyó la muerte de El Ever –expran de la cárcel de Guanare y azote del pueblo-.

En este sentido, pidieron a los cuerpos de seguridad del Estado mayor presencia para combatir a los hampones que, según cree, se están multiplicando.

Cabe destacar que, durante la tarde del sábado, el hampa común le quitó la vida a un ciudadano de 32 años de edad llamado Denny José López Aguirre, quien iba de parrillero hacia su casa cuando dos ladrones intentaron robar la moto en la que iba.

“Se le agradece al Gobierno que haga más que matraquear en Sanare. Allá no hay justicia por ningún lado porque para que los policías puedan hacer algo hay que bajarse de la mula”, fue la crítica de un familiar de Denny, quien explicó que el crimen más persistente en Sanare es el robo de motocicletas y automóviles.

Por ello, habrían linchado, en la vía a El Blanquito, a dos hombres el pasado Jueves Santo.
Asimismo, el pasado 4 de abril los residentes protestaron por la inseguridad y los transportistas se paralizaron.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios