Dos cicpc tras las rejas por pedir dólares a un militar

José Manuel Zaá | Foto: Archivo |

Dos funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en el estado Lara fueron apresados por extorsionar a un agente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en Quíbor.

Se conoció de fuente militar que los sabuesos le exigieron al sargento primero de la GNB unos 2.000 dólares norteamericanos para no involucrarlo a él y a sus padres en el homicidio de Wilson Antonio Martínez Castro, de 25 años de edad, quien fue ultimado el 25 de diciembre de 2017 en el barrio Bolívar de la capital del municipio Jiménez.

Los aprehendidos son el detective Reyner José Castillo Flores y Yohanderson Vegas Giménez, ambos pertenecientes al Eje de Homicidios en Quíbor.

Castillo Flores fue detenido por el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la GNB en la avenida principal Pepe Coloma de Quíbor; mientras que el nombre de Vegas Giménez salió a relucir horas después y fue aprehendido en la sede barquisimetana del Eje de Homicidios del Cicpc.

Se cree que los policías científicos extorsionaron al militar tras conocer que este estuvo en la escena del crimen.

Trascendió que la noche del suceso, el hoy occiso estaba ingiriendo bebidas alcohólicas en una vivienda de la zona antes mencionada cuando empezó a discutir con un sujeto. En la misma casa estaban el guardia, llamado Alfredo José Santana Guédez, y su hermano.

Durante la discusión habrían salido a relucir armas de fuego y resultó malherido Martínez Castro.

Aparentemente el militar se metió en la pelea y auxilió al hoy occiso en su vehículo, para trasladarlo al hospital Baudilio Lara de Quíbor, aunque nada se podía hacer; ya había dejado de respirar.

Al día siguiente, el sargento primero se presentó voluntariamente a la sede en Quíbor del Eje de Homicidios del Cicpc para relatar lo que había ocurrido y reconocer que su hermano era un delincuente.

Horas después, presuntamente, estaba siendo extorsionado por los cicpc y tomó la decisión de denunciar el caso en la sede del Conas-Lara.

El caso está en manos de la Fiscalía Cuarta del Ministerio Público en la región y Reyner José estaría en manos del Cicpc.

Se cree que el presunto asesino –hermano del militar- estaría prófugo de la justicia.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios