Expresidiario fue abatido por el Cicpc en Carora

Marlyn Silva | Foto: Archivo |

Ricardo Fermín González Barrios, un expresidiario de 27 años, fue baleado, ayer, por una comisión de la subdelegación Carora del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) después de encarar a los detectives con un arma de fuego. En el mismo procedimiento cayó muerto Nelson Gabriel Montes de 30 años de edad. Otros dos hombres escaparon.

De acuerdo a minuta policial, cuatro personas ocupaban un carro Ford Fiesta azul celeste. Del interior salieron dos hombres, entre ellos González Barrios, y corrieron a ocultarse dentro de una casa en la urbanización Egidio Montesinos, calle Sol de Oriente con avenida 14 de Febrero, en la capital torrense, mientras el copiloto y el chofer huían en el Ford Fiesta.

Esta conducta devino en una persecución. Un grupo de agentes de la policía científica se quedó para aprehender a quienes se introdujeron a la casa y otros siguieron al carro. Frente al inmueble González Barrios disparó contra la comisión con una pistola calibre 45 milímetros, hirió a uno de los detectives y a su vez recibió dos disparos en el pecho, heridas por las que murió en un centro asistencial. Su acompañante escapó.

Entre tanto, continuaba la persecución en la carretera vieja Carora-Barquisimeto. En un tramo de esa vía, el Ford Fiesta chocó. El copiloto se escabulló entre la maleza y el conductor (Nelson Gabriel Montes) accionó un revólver contra los detectives. Ellos respondieron y lo hirieron mortalmente con dos disparos.

Esta versión fue negada por el padre de Montes, anoche, pues, aseguró que no conoce al otro fallecido y su hijo no tenía problemas con la justicia. Al contrario, “era un muchacho muy querido por la comunidad (en el sector Las Palmitas)”. Pidió el progenitor que la Fiscalía aclare el caso, porque cree que el Cicpc actuó erróneamente.

En cuanto a González Barrios su padre admitió parte de su historial delictivo. Recientemente, había salido de la cárcel conocida como Tocorón, donde estuvo preso por extorsión. “Prefirió agarrar el camino del infierno”, soltó resignado el señor, anoche, en la morgue del Hcuamp. Precisamente, por esos antecedentes el progenitor no quería que su hijo visitara Carora. “Ir para allá era buscar la muerte”, reconoció.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios