FOTOS: Asesinan a joven por una gorra que le costó 60 dólares en Panamá

KPR | Fotos: Karen Paradas |

Carlos Jesús Torrealba Ávila (26), había visto que la situación del país estaba dura y por ser el padre de dos niños de 1 año y otro de apenas de dos meses de nacido, había decidido trabajar para darle calidad de vida a su familia.

Comenzó viajando hacia Colombia y compraba prendas de vestir, pero hace siete meses le salió la oportunidad de irse a Panamá, lugar donde estaban otros primos, amigos y emigró. Se ganaba la vida como promotor de prendas, le iba muy bien, desde allá enviaba dinero y ayudaba a su familia.

Extrañaba su tierra, sus hijos y ya se acercaba la época decembrina, por lo que decidió venirse, ya tenía dos días de haber llegado a su casa ubicada en la vereda 32 del sector de Los Cerrajones, al oeste de la ciudad.

Los encuentros con los amigos y familiares no se hizo esperar, este jueves decidió compartir con algunos y salió a beber. Torrealba Ávila vestía muy bien, siempre le gustaba andar impecable y durante su estadía fuera del país adquirió ropa, además de gorras las que le gustaba usar, y cargaba una que había adquirido por 60 dólares, según relató un familiar.

Una de las hermanas del joven comenta que en medio de la madrugada y los tragos, la gorra se perdió, por lo que Torrealba Ávila se alteró y comenzó a reclamar por ella, peleó con el grupo de los que estaban presente y le indicaron que se la recuperarían.

El joven cuando amanecía retornó a su residencia, al parecer hizo unas llamadas y le prometieron que se la devolverían. Recibió otra llamada y su hermana presume que fueron los sujetos quienes le pidieron que saliera para devolverle la gorra.

El joven salió de su hogar a las 7 de la mañana y despertó a un amigo para que lo acompañara, estos fueron al encuentro, en las adyacencias de la casa, en la misma urbanización Los Cerrajones, allí llegó un Ford Fiesta Negro, se supo que Torrealba Ávila apuró el paso y abrió la puerta de atrás, quien iba allí le disparó y se bajó del carro para seguir disparándole en el piso, el hombre se montó en el carro y arrancaron.

Al menos cinco detonaciones se escucharon indicaron los testigos.

El joven quedó mal herido y tirado en el pavimento y en ese momento llegaba un tío y al ver al muchacho lo montó en su camioneta y lo trasladó hasta el ambulatorio de La Carucieña en donde ingresó sin signos vitales. Los impactos los recibió entre el pecho y el brazo.

En las afueras del centro asistencial estaban todos sus familiares y amigos quienes lamentaban la muerte del joven, de quien indicaron era un excelente padre de familia, y una persona trabajadora.

Funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc Lara retiraron el cuerpo y lo trasladaron hasta la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda, así mismo hicieron la inspección en el sitio del sucesos y comenzaron con las investigaciones y ubicación de posibles testigos del crimen.

Los dolientes del joven fallecido esperan que este crimen sea investigado y no quede impune, lamentan cómo una persona que había emigrado vino a la entidad a perder su vida en manos de la delincuencia que azota la entidad larense.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios