Internos de El Manzano tienen hasta teléfonos para extorsionar

Karina Peraza Rodríguez | Fotos: Ángel Zambrano |
HUELGA DE SANGRE EN EL RETEN DEL MANZANO 02052017 FOTO ANGEL ZAMBRANO

260 son los jóvenes que se encuentran en el Centro Socio Educativo Pablo Herrera Campíns, en donde existe una gran mayoría de jóvenes mayores de edad, que según autoridades son los que comandan dentro del retén El Manzano.

A través de un procedimiento efectuado por el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) Lara, se descubrió que además los internos poseen teléfonos celulares con los que hacen contacto para el exterior y no solo con sus familiares, sino que lo utilizan para delinquir y cometer extorsiones.

Es de resaltar que en este recinto se han presentado problemas peores, en donde deja constancia la situación interna. Durante el 2016 se cometieron crímenes atroces, entre ellos dos jóvenes que fueron decapitados;  una de las víctimas fue acusada por delatar al resto de internos con los guías y por ello decidieron acabar con su vida y además escondieron su cabeza, por dos horas el Eje de Homicidios del Cicpc la buscó.

También se han registrados múltiples fugas, en un solo día se han evadido hasta 13 internos.

El propio Gobernador del estado Lara, Henri Falcón, en una oportunidad acepto que había problemas en dicho recinto que sabía que les pasaban cosas ilícitas y estaba investigando para acabar con ello y precisamente los familiares denuncian que en ese centro se cobra por todo.

“Desde una visita de una novia, hasta una chupeta, todo tiene su precio”, comentaron personas que no quieren identificarse.

Los muchachos allí recluidos han explotado en infinidades de veces al quejarse por la comida, pidiendo visita conyugal, o cese a los maltratos de los que son víctimas y por lo general esas protestas comienzan con una huelga de sangre.

Este año el 27 de enero, al menos 97 menores de El Manzano se cortaron, pero también ese mismo día dos de los adolescentes les había sido amputado los dedos porque no cumplieron las normas impuestas por los “líderes”.

Una fuente interna indicó que ellos ahora tienen comunicación desde un cuarto para otro y andan libremente transitando por áreas del recinto, así mismo manifiesta que algunos poseen teléfonos, pero son pocos los que tienen el privilegio.

Comentó que precisamente los directivos nuevos de El Manzano, vinieron a poner control ante tanto descontrol, porque saben que ya el Centro Socioeducativo estaba como un “penal” y fue por ello que 40 internos se cortaron este martes, de los cuales 35 fueron sacados hasta la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda, de ellos  15 eran mayores de edad, con edades comprendidas entre 18 y 19 años.

El trabajador del retén que no se quiere identificar por temor a represalias comenta que esos jóvenes que ya tienen su mayoría de edad, necesitan un freno, porque se están convirtiendo en grandes delincuentes, haciendo referencia a tres de los líderes los cuales tienen 20 años de edad.

 

Descubiertos por Conas

Sobre la extorsión dentro del retén El Manzano se conoció que la madre de un jovencito de 17 años de edad que está recluido en el recinto,  estaba siendo extorsionada por otro interno, quien la llamaba y amenazaba con matar a su muchacho si no le pagaba.

Hace un mes la dama canceló 70 mil bolívares, hace 15 días fueron 80 los que pagó, al ver que cancelaba el dinero, en está oportunidad le solicitaron 300 mil bolívares.

En cada una de las amenazas que recibía la señora colocaban a su hijo al teléfono y el mismo suplicaba y gritaba a su madre que cancelara porque si no lo mataban, es por ello que la mujer accedía.

Los funcionarios del Conas se montaron en el caso y programaron la entrega controlada en el Terminal de Pasajeros, en donde efectivamente se presentó una mujer que fue identificada como: Mildred Gregoria Rodríguez Mendoza (43), a quien según ella un familiar que tiene recluido en El Manzano, le pidió retirar un dinero.

Efectivamente los funcionarios del Conas la detienen cuando recibe el efectivo de manos de la víctima.  El procedimiento fue puesto a orden de Fiscalía 4ta del Ministerio Público, a cargo de la doctora Yaritza Berrios.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios