Joven de 23 años es asesinado en parada de autobuses en el oeste

José Manuel Zaá | Fotos: Iván Piña |

Minutos de pánico e incertidumbre vivieron las personas que se encontraban en los alrededores del Centro Comercial Metrópolis de Barquisimeto, la tarde-noche de este viernes, cuando asesinaron a Jean Alexander Pineda Castro, de 23 años de edad, mientras esperaba un taxi en una parada.

El crimen ocurrió aproximadamente a las 7:20 de la noche, específicamente en la avenida la Salle, justo al lado del restaurante Araguaney y diagonal al conocido centro comercial; pero tras escuchar las detonaciones el miedo se esparció por todo el sector y los transeúntes echaron a correr.

Sobre el pavimento quedó tendido el cadáver del taxista de profesión, a quien le propinaron un balazo en el tórax y otro en el hombro derecho.

Aparente víctima de atraco

Se maneja el robo como móvil del crimen, puesto que según informaron familiares, el difunto quedó sin cartera, teléfono celular, dinero y también se llevaron la pintura para carro que había comprado minutos antes (el galón cuesta más de 100 mil bolívares).

Contó la madre de la víctima fatal, que Pineda Castro salió de su casa, ubicada en el sector Juan Mogollón de Pavia, al oeste de Barquisimeto, para hacer la diligencia que le permitiría pintar su Ford Fairlane 500.

Como a las 5:00 de la tarde su padre le dio el dinero y se marchó. Esa fue la última vez que pudieron verlo con vida.

“A las 7:00 pm, él me llamó y me dijo: Ya compré todo; estás pendiente que voy en un libre; lo que me quedaron fueron 3 mil bolos. Al ratico me llama su papá para informarme lo que pasó. Eso fue muy rápido”, contó, con los ojos enrojecidos y achinados, la progenitora de Jean.

Ella dice que no sabe a ciencia cierta lo que sucedió, ni pudo preguntar, porque lo primero que hizo al ver a su hijo sin vida fue “zumbarse” encima de su cuerpo.

Allegados del occiso lo describieron como una buena persona.

Tras su partida, queda un pequeño de 8 años de edad sin padre. Él era el más joven de cuatro hermanos.

Las autoridades ya se encuentran trabajando en el caso.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios