La violencia no da respiro en el estado Lara

José Manuel Zaá | Fotos: Ángel Zambrano |

La violencia que tiene azotada a la ciudadanía venezolana no desentona y continúa cobrando vidas en la entidad. En el caso de este fin de semana fueron ocho las personas que pasaron a engrosar la nefasta y lamentable lista de las víctimas fatales de la criminalidad.

Iribarren continúa en la punta como el municipio más sangriento de Lara, tras albergar cuatro de los asesinatos.

A pesar que el pasado 2 de mayo el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, suspendió el porte de armas en todo el territorio nacional durante 180 días, en seis de los crímenes se utilizaron armas de fuego.

Dos sañareños por disparos

Pasaron más de 24 horas luchando por su vida, pero perdieron la batalla, entre la noche del domingo y la madrugada del lunes, para convertirse en la séptima y octava víctimas fatales de la violencia en la región.

Fueron heridos como a las 11:00 p.m. del sábado en el caserío Cerro ‘e Silla de Sanare, municipio Andrés Eloy Blanco del estado Lara, cuando sujetos desconocidos accionaron ráfagas de tiros en su contra.

Alexander Antonio Falcón Falcón, de 26 años de edad, y José Mercado, de 24 años, supuestamente eran agricultores.

Los hoy difuntos fueron asistidos en el hospital José María Bengoa de Sanare y remitidos al Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), donde permanecieron hospitalizados hasta sucumbir.

Alexander Antonio tenía una herida en la espalda, mientras que Mercado recibió balazos en varias partes del cuerpo.

Ambos individuos residían en el sector Agua Fría.

Para robarlo en Tamaca

A Frank Antonio Marchán Fonseca, de 30 años de edad, lo abordaron varios antisociales cuando estaba llegando a su casa. Supuestamente el fin de los criminales era despojar al fenecido de sus pertenencias, pero terminaron por quedarse con algo más.

El suceso se registró como a las 4:00 a.m. del domingo en la vía principal de Retén Abajo, Tamaca.

Según la versión de los familiares, Frank Antonio se opuso al robo de sus pertenencias, forcejó con uno de los antisociales y, tras perder la disputa, recibió múltiples apuñaladas.

En Barrio Unión y Nuevo Barrio

En horas de la mañana del domingo, en lugares cercanos del noroeste de Barquisimeto, mataron a dos hombres durante hechos aislados.

Una de las víctimas fatales se llamaba Edgardo José Vargas, quien se encontraba en condición de calle.

Contaron testigos del hecho que el sujeto desayunaba sobre la acera de la calle 13 con 15 de Nuevo Barrio, cuando dos motorizados pasaron disparándole. Eran como a las 9:00 a.m.

Edgardo José recibió un proyectil en la región torácica y dejó de respirar casi inmediatamente.

Supuestamente estaba sumergido en el mundo de las drogas. Presentaba antecedentes penales por posesión ilícita de estupefacientes.

Horas después del asesinato de Vargas y en circunstancias similares, le arrebataron la vida a un muchacho de 18 años de edad en la carrera 3 entre calles 13 y 14 de Barrio Unión.

Su nombre era Franyer Jiménez y recibió múltiples disparos por arma de fuego, como a las 11:30 a.m., cuando caminaba por la zona con dirección a su hogar, ubicado en la misma carrera 3 pero con la calle 16 de la popular barriada. Su verdugo se trasladó en una motocicleta.

Su cabeza habría recibido el proyectil mortal. Fue auxiliado y llevado al Seguro Social del sector, pero llegó sin signos vitales.

Riña mortal en El Tocuyo

Salió a compartir con unos amigos cerca de su casa y terminó envuelto en una riña que le costó la vida.

Se llamaba José Leonardo Martínez González, tenía 19 años de edad y vivía en el caserío Los Cocos de El Tocuyo, municipio Morán del estado Lara.

Según la versión que manejan las autoridades, el obrero de ocupación fue herido por arma blanca en el cuello y tórax, como a las 2:00 de la madrugada del domingo.

Vecinos de José Leonardo lo auxiliaron y llevaron al hospital Egidio Montesinos de El Tocuyo, en donde falleció. El cadáver ingresó a la morgue del Hcuamp como as las 10:45 a.m.

Asimismo, en el último de los hechos sangrientos fue abatido Elvis Rafael Peña Meléndez, de 29 años de edad, quien, como a las 5:20 del domingo y en circunstancias desconocidas, recibió múltiples disparos de arma de fuego.

El cuerpo sin vida de este hombre quedó tirado en el sector La Orquídea de Pavia Abajo; no obstante, las autoridades manejan que residía en Cabudare, municipio Palavecino del estado Lara.

Cabe destacar que el primer crimen que se cometió el fin de semana, fue el linchamiento en Valle Hondo del funcionario de la Guardia Nacional, Danny José Subero.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios