Piden pena máxima para asesino de la maestra

Para los familiares y amigos de Lismar del Rosario Áñez León, aún no hay justicia por el asesinato de la joven educadora. Por ello, en la mañana de este lunes elevaron una enérgica protesta a las puertas del Circuito Judicial, exigiendo la máxima pena (30 años de cárcel) para Liermar de Jesús Santiago Solórzano, señalado como autor del crimen y conocido como el “Monstruo de Cubiro”.
El cuerpo de la muchacha fue encontrado en las lomas de la localidad del municipio Jiménez, el 28 de noviembre del año pasado. Lo último que se conoció sobre ella es que se encontraba de paseo junto con Solórzano, con quien llevaba una relación sentimental de ocho años.Ayer, como estaba previsto, se llevó a cabo la audiencia preliminar del caso. El motivo de la manifestación fue la posibilidad de que el acusado recibiera una medida cautelar, aun cuando ya habría declarado ser el autor del asesinato y asistiera junto con las autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas al lugar de los hechos, para ayudar a los agentes. “Como abogada, junto con el resto de mi familia y varios amigos, vamos a convertir los indicios que tenemos en pruebas, porque las pruebas las hay. Él (Liermar) la mató en un sitio turístico adonde se va por invitación y no bajo coacción o amenaza, esa parte de Cubiro sólo la visitan las parejitas y ellos estaban de aniversario”, dijo la abogada Xiomara Sánchez, tía de la víctima.Antes de encontrarse el cuerpo de la educadora, su pareja, presuntamente con la ayuda de una amiga, Daniela Jerez, fingieron un secuestro con el cual mantuvieron en vilo a la familia Áñez. La señalada se encuentra bajo arresto domiciliario.
Autoridades decepcionantes
A juicio de los manifestantes, que vinieron desde Barinas, en el Juzgado Sexto de Control se ha mostrado complacencia para con el presunto victimario. Denuncian irregularidades con pasar por alto ciertos detalles, ocultamiento del expediente y la colocación de trabas para trabajar el caso, al punto de que se vieron en la obligación de solicitar la asignación de un fiscal con competencia nacional.Asimismo, se sienten defraudados por el desempeño del Cicpc en la investigación, ya que las pruebas criminalísticas practicadas presentan muchas fallas. Tantas han sido las irregularidades, que los familiares este lunes emprendieron una acusación por su cuenta, sin adherirse a la acusación del Ministerio Público, por no confiar en este organismo. Por este motivo la audiencia fue diferida hasta una nueva fecha.
Foto: Ángel Zambrano

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios