Posible traslado a Uribana de detenidos por “narcoavioneta”

José Manuel Zaá | Foto: Iván Piña |

Familiares de los distintos acusados por el caso de la “narcoavioneta”, que presuntamente salió de Barquisimeto y aterrizó en República Dominicana, manifestaron su rechazo ante la posibilidad latente que existe del traslado de las 11 personas acusadas hacia la cárcel de Uribana, luego de que los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en el Destacamento 121 les pidieran este viernes conseguir los kits de traslado (colchoneta, comida, ropa, entre otras cosas).

“Acá (al destacamento) no ha llegado ninguna orden pero nos dijeron que compramos eso para ya. Nosotros pedimos que amplíen las averiguaciones, pero que se hagan aquí, que no los trasladen”, declaró Mariana Romero, hermana del sargento Onésimo Romero Hernández (34).

“Preferimos mil veces que se mantengan aquí a que vayan a ser trasladados, porque a pesar de las circunstancias, podemos traerles comida todos los días y verlos semanalmente. Es mejor tanto para nosotros como para ellos”.

Esta eventualidad se presenta luego de la acusación realizada por el Ministerio Público ante el Tribunal 3° de Control de Lara, solicitando a su vez, que se mantenga la privativa de libertad contra los cinco agentes de la GNB, los dos funcionarios aeroportuarios y los otros cuatro hombres, actualmente recluidos en el Destacamento 121.

Luego de este acto conclusivo se está a la espera de la realización de la audiencia preliminar, la cual no tiene fecha fijada.

Los familiares esperan que esta se realice la semana que viene pero el decreto de asueto para administración pública hace que en los tribunales laboren solo dos días a la semana.

Los allegados instaron a los fiscales encargados del caso a realizar un trabajo exhaustivo y de manera transparentes. “Lo que nosotros queremos es que el Ministerio Público haga sus averiguaciones e investigue a fondo, que no esté buscando pruebas falsas. Pareciera que estuviesen ensañados contra estas personas”.

“Están muy delgados”

Los familiares aseguraron que a pesar de suministrar comida, los detenidos presentan delgadez e incluso aquejan enfermedad. “Todos están desmoralizados, las 11 personas que están detenidas están afectadas de salud”.

“Todos están enfermos. Mi tío sufre de la próstata, estando aquí se enfermó de un oído y ha estado sufriendo de la tensión”, comentó la sobrina del vigilante del Aeroclub, José Humberto Hernández.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios