Robó en una buseta y lo balearon al bajar

Marlyn Silva/José Manuel Zaá | Foto: Edickson Durán |

Un hombre fue ultimado, ayer en torno a las 2 de la tarde, cuando recién se había bajado de una unidad de transporte público. Al parecer, en complicidad con otro sujeto atracó a los pasajeros y antes de que pudiera escapar fue baleado.

El par de sujetos subió en una buseta de Ruta 21 y robó a los pasajeros. Cometido el atraco ambos aprovecharon para bajarse cuando la buseta se desplazaba por la avenida Bracamonte, justo en el semáforo de la intersección con la avenida Lara, en la zona este de Barquisimeto. Inmediatamente después, otro hombre, que presuntamente es funcionario de la policía científica, les disparó.

A uno vestido con franela, bluyín y zapatos rojos, identificado posteriormente como José Ángel Barradas lo alcanzaron dos balas, corrió malherido, pero se desvaneció boca abajo en la avenida Lara, a pocos metros del Servicio Administrativo de Identificación Migración y Extranjería (Saime). Cuando levantaron el cadáver tenía empuñados en la mano varios billetes, dijeron los testigos.

Al otro hombre un proyectil lo hirió en el glúteo derecho y buscó asistencia médica en la emergencia del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp). Dijo llamarse José Pastor Arangurén Espinoza y ser trabajador del Saime; justificó que lo habían herido en una riña colectiva en la avenida Lara.

No obstante, los organismos de seguridad al saber que había un segundo delincuente fugado y malherido indagaron en los centros asistenciales hasta localizarlo en el hospital central, donde lo detuvieron y permaneció bajo custodia mientras los médicos lo atendían.

Posible disparo accidental

Un joven ingresó a la morgue de Barquisimeto la noche de este lunes con una descarga de escopeta en su cuello.

Según conocidos del muchacho, éste se habría disparado a sí mismo cuando manipulaba una escopeta. Sin embargo, las autoridades investigan si hay otra persona involucrada en el hecho.

Esto sucedió en horas de la tarde del lunes en una granja del sector Agua Salada de Duaca, municipio Crespo.
El difunto era conocido como El Loquito y tenía 17 años de edad.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios