Volcó hormigón en Santa Rosa (Fotos)

“Vi caer el camión como en cámara lenta. Primero cayó la cabina y por encima le pasó el trompo lleno de concreto, el cual quedó en la avenida Lara”, narró Ana Ramírez, quien se encontraba en el semáforo de la mencionada vía, justo en el cruce hacia Santa Rosa.

Ella iba junto a Karina Álvarez, quien inmediatamente llamó a las Emergencias Lara 171.

“Nos acercamos, tratamos de calmar al señor (el chofer), quien estaba muy agitado, respiraba muy rápido, no hablaba y sudaba mucho. Le dije que se quedara tranquilo, luego llegaron unos obreros de la zona pero no pudieron hacer mucho”, comentaron las mujeres, testigos del hecho.

A las 10:43 de la mañana sucedió el accidente, cuando William Rosendo Almao Sandoval, de 50 años, aproximadamente, se desplazaba por el pueblo de Santa Rosa, parte arriba de la avenida Lara, y en una curva, la cual es angosta, al parecer perdió los frenos y no pudo controlar el volante, por lo que chocó la banda de defensa y cayó por un barranco de más de 10 metros de altura.

“Acababa de pasar un carro en dirección hacia Cabudare, nosotras estábamos en la esquina, afortunadamente no le pegó a nadie. Parece que el conductor intentó lanzarse del camión cuando notó que los frenos no le respondían, porque las piernas le quedaron del lado del copiloto, y a Dios gracias el trompo pasó por encima de la cabina, si no lo mata”, aseveró Álvarez.

El chofer, quien trabaja desde hace un año para la compañía Bell y manejaba un camión hormigón de mezcla de concreto, quedó atrapado entre el amasijo de hierros. “Ya no aguanto más”, gritaba desde adentro, mientras los funcionarios de Protección Civil, Bomberos de Iribarren y de las Emergencias Lara 171, hacían las labores de rescate.

Diversos objetos y maquinarias debieron utilizar para romper uno de los costados de la cabina del auto y de esa manera sacar el cuerpo del hombre, quien recibió los primeros auxilios estando adentro. Una hora tardaron los uniformados para poderlo sacar, acción que fue aplaudida por los presentes, ya que la víctima solo tenía algunas lesiones. Después fue llevado a la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda.

Algunos curiosos en el lugar, quienes tomaban fotos y grababan videos en sus teléfonos celulares, comentaron que la circulación de vehículos pesados está prohibida por ese lugar, pero al parecer Almao Sandoval, estaba llevando un material para la construcción de un edificio. Cabe resaltar que el hormigón tiene una capacidad aproximada de 7 metros cúbicos.

En el canal del sentido oeste– este de la avenida Lara, se derramó el concreto que transportaba en el camión, el cual fue recogido por la maquinaria especializada que llegó al lugar, para evitar se secara en la vía.

Luis Corrales, amigo del lesionado, contó que la víctima tiene una hija de unos 22 años y reside en la urbanización Tarabana, de Cabudare. “Él siempre ha manejado transporte pesado (…) un amigo nos llamó y nos avisó, inmediatamente me vine”.

Según versiones extraoficiales, el vehículo tenía una semana en el taller por reparación y fue ayer cuando lo sacaron, por lo que se presume que una falla en los frenos fue la causante del accidente.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios