Youtuber venezolano triunfando en el exterior

Julio Guerrero Z. | Foto: Cortesía |

Manuel Zambrano, este joven merideño de 24 años de edad, informático, bloguero y youtuber, estudió informática en el Instituto Universitario Doctor Cristóbal Mendoza y Contaduría Pública en la Universidad de los Andes, además de realizar estudios en marketing digital, social media y creatividad en la ULA.

Vivía modestamente en una casa de la ciudad de Mérida, junto a sus padres y hermano, hasta que decidió dejar su zona de confort para adentrarse a una nueva aventura.

Arrastrado por la inseguridad e incertidumbre de haber construido su pequeño negocio de marketing digital en su ciudad y ver que aunque crecía en cantidad de clientes, su calidad de vida y seguridad seguía en declive cada vez más por la situación país, partió un 15 de abril de 2016 de Venezuela, desorientado al salir de una ciudad pequeña para llegar a una de las metrópolis más grandes de Latinoamérica, Santiago de Chile. Su esperanza: Hacer su sueño realidad de tener su emprendimiento de marketing digital y mejorar su calidad de vida.

Su historia, su recorrido…

Desde el momento en que toma la decisión de abandonar el país, grabó su experiencia como inmigrante, causando interés en las redes sociales. Actualmente, su canal de YouTube (@zamanuelzz) tiene más de 9 mil suscriptores y su Instagram, 16 mil seguidores, entre venezolanos y chilenos, que comparten sus vivencias. Su canal comenzó, según sus palabras “como un desahogo a la situación que estaba viviendo como consecuencia a esta que es sin duda la decisión más difícil, más grande, pero definitivamente la mejor que he tomado en mi vida”.

Su canal está lleno de vídeos donde explica el proceso para emigrar responsablemente de Venezuela así como también muestra el intercambio cultural con chilenos con títulos como: “¿cómo nos ven los chilenos a los venezolanos?”, “chilenos tratando de hablar como venezolanos”, “¿cómo emigrar de Venezuela a Chile?”, lo cual le ha permitido ganarse el cariño y respaldo del público chileno así como el de la comunidad venezolana en Chile, quienes lo ven como un amigo y un apoyo en este proceso de adaptación, ya que a través de sus vivencias en sus vídeos, proyecta lo que todos están viviendo al momento de emigrar. Es por esto que Manuel Zambrano actualmente no sólo genera contenido para su cuenta en Instagram y su canal en YouTube, sino que también lo hace para diversas páginas de Instagram de venezolanos en Chile, esto a la par de llevar su emprendimiento de marketing digital @zetamediachile.

Asegura que grabarse “es un modo de desahogo” y cuenta cómo fueron sus primeros días en la capital chilena. Su primer trabajo resultó ser de mesero, en donde agradece lo aprendido. Luego, en corto tiempo, comenzó a trabajar para una empresa de lo que hacía en Venezuela, informática. Su inteligencia, talento, carisma, y humildad, fueron importantes para su desarrollo como profesional. Además, trabaja de forma independiente en el área de marketing digital, su especialidad, contando hasta ahora con dos clientes. Durante el día, trabaja para la empresa y, de noche, empieza su otra labor; creando, diseñando, innovando, para satisfacer a sus clientes, con quienes se reúnen los fines de semana para mostrar sus propuestas.

Es agradecido con la vida, con Dios, y con sus muchos seguidores que siempre andan deseándole todas las buenas vibras; por tal motivo, nunca los deja de lado y, cada vez que puede, se toma unos minutos de su tiempo para realizar un video y compartirlo en sus redes sociales.“En el momento en que realmente entiendes que estás vivo, tienes salud, comida, techo, es cuando Dios te da ese pasito para que crezca poco a poco”, comenta con alegría.

Sin olvidar nunca Venezuela, dedica la mayor parte de sus videos a su país de origen, dando a conocer entre los chilenos las culturas características de Venezuela; desde el acento diferenciador entre ambos países, hasta los platos típicos y costumbres. Su más reciente video, es una especie de reto divertido en donde dos chilenos intentan hablar como venezolano usando las frases populares del país: “¡Épale chamo!”, “¿Cómo está la vaina?”, “Tú me estás mamando gallo”, “Toca bajarse de la mula pa´ comprar unas birras”, causando interés en los chilenos por querer conocer más acerca de Venezuela.

Sus videos también suelen ser como un programa de televisión, en donde entrevista a los chilenos. Por ejemplo, en el video titulado “¿Cómo nos ven los chilenos a los Venezolanos?” con más de 150 mil visitas, va por las calles de la capital caminando con un micrófono en mano, recogiendo la percepción que tienen los chilenos sobre el venezolano, además de decir palabras o frases muy típicas venezolanas, riendo al escuchar lo que significa para ellos.

Además de subir videos, estos jóvenes emprenden de otra manera, trabajan honradamente, y nunca olvidan de dónde vienen y su compromiso con Venezuela: dejar en alto el nombre de su país sin importar en qué parte del mundo se encuentren, soñando y deseando un buen provenir para su tierra.

-¿Qué es lo más emocionante que le ha tocado vivir estando en Chile?

-Cuando emigras, tu vida se convierte en un manojo de emociones, alegres, felices, y no tanto. Mis momentos más felices fue cuando me reencontré con mi madre después de casi un año sin verla, y las veces que me reconocen en la calle y me abrazan, eso me hace muy feliz.

-¿Alguna mala experiencia como inmigrante?

-En uno de mis vídeos hablo sobre esto, y es que recién llegando me robaron dos veces en una misma semana. Creo que eso.

-¿Cómo se ve dentro de diez años?

-¡En 10 años me veo en Venezuela de nuevo, esta vez con mi empresa Zetamedia consolidada y con sede en Chile y Venezuela, quiero volver a Venezuela un día!

-¿Qué es lo que más extraña de Venezuela?

-La comida, su gente, el aire, el agua, el café, el mondongo de mi abuela, el pasticho de mi tía.

-¿Cuánto tiempo duró en su primer trabajo?

-Trabajé dos meses de mesero al llegar, luego tuve otro trabajo de 8 meses en mi área y ahora tengo este.

-¿Cómo fue la experiencia en ese trabajo?

-Fue divertido ser mesero (aquí le llaman garzón), conoces mucha gente, compartes con compatriotas porque hay muchos meseros venezolanos; aprendes mucho.

-¿A qué se dedica actualmente?

-Trabajo en una agencia de publicidad, y manejo una cuenta internacional de probióticos y multivitamínicos, y fuera de la agencia manejo mis clientes freelance, los clientes de mi emprendimiento Zetamedia, les manejo una estrategia de marketing digital; bueno, le manejamos, porque somos un equipo.

-¿Qué sitios de interés recomendaría de Chile?

-El Cerro San Cristóbal, Valle Nevado, Parque Bicentenario, Fantasilandia y el Sky Costanera.

-¿Por qué Chile fue el país elegido para emigrar?

-Es la pregunta que más se repite y hasta hoy no sé cuál es la respuesta, creo que era mi destino.

-¿Cómo afronta la nostalgia y la soledad que a veces pueda invadirlo?

-¡He aprendido a vivir con ella, cuando emigras la nostalgia nunca sale de ti!

-¿Le ha tocado ayudar a un venezolano desconocido estando en Chile?

-Muchísimos, los venezolanos somos hermanos, y una vez fuera del país nos sentimos aún más hermanos.

-¿De qué forma aconsejaría a las personas que desean iniciarse como youtubers?

-Que comiencen ya, que no les de miedo ser ellos mismos. El mayor miedo siempre es “¿a quién le voy a interesar?”, “¿quién me va a ver?” Si no soy…que se yo, suficientemente gracioso, atractivo, talentoso, pilas…pero allí afuera hay un público perfecto para lo que eres y haces, y está esperando por ti.

-¿Qué otros youtubers residen en Chile?

-Chileno admiro mucho a @NitanZorron, por ejemplo, y venezolanos viviendo aquí admiro y soy amigo de @MahoBeauty, es una chama que hace cosas de maquillaje, pero también ha documentado su vida en Chile, hemos grabado juntos y es gocha, así como yo. Hay personas a las que se les ve el éxito por encima, y ella va a ser grande.

-¿Seguirá haciendo videos?

-Es que me hace feliz. Y sólo por eso seguiré en esto, hasta que ya no me haga feliz…
-¿Cuál sería el mensaje esperanzador para todos sus seguidores?

-Lo que estamos viviendo en Venezuela no es una desgracia, es una bendición, porque el día de mañana, los que fuimos arrastrados a salir del país regresaremos a reconstruir la patria pero con la experiencia, el conocimiento, y la esencia hermosa del mundo en nuestra piel y mente para levantar a Venezuela.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios