Alerta, alerta, alerta

Maria del Carmen Guillen |

Todos los que creemos en Dios en el Ser Supremo, que desde el Cielo nos mira con ese gran Amor para sus hijos, ya que Él mismo dice que nosotros somos su pueblo y que somos sus hijos, no perdamos la fe, no perdamos esa mano poderosa que nos cubre y nos cuidad dese el Cielo a todos los venezolanos y a diferentes países, les digo no nos dejen solos, sabemos que desde otras partes están poniendo sus miradas a nuestra Venezuela, como escritora que soy venezolana, le doy las gracias y le pido a Dios que desde donde se encuentre, ayúdenos por favor.

En Venezuela la crisis más grande que hay es la falta de medicina, los hospitales están colapsando por falta de insumos, la gente más humilde se come la comida que está en la basura, el hambre está matando a la gente, los niños están muriendo por desnutrición, se encuentra comida en los abastos pero todo pasa de Bs. 10.000, las pensiones de los abuelos no alcanzan para nada. En diciembre nadie pudo comprarse un par de zapatos. La gente lo que tiene es un gran miedo. Busquen la prensa, los periódicos y vean de dónde van a sacar el petróleo para venderlo a otras naciones y cambiarlo por comida y artefactos eléctricos, para endeudar más a Venezuela.

Utilicen los talentos que Dios les dio para que entre todos saquemos a Venezuela de esta crisis, como Enfermera Auxiliar les doy este consejo, hagan los primeros auxilios a los niños y a los adultos dentro del hogar, otra cosa, la Constitución está representada por 129 personas, estas personas no pueden dejar abolir la Asamblea Nacional, todo lo que aparezca en la Constitución es para hacer cumplir las leyes. Si no se cumplen las leyes ¿para qué entonces es la Constitución?.

Las personas que quieren diálogo no ven con sus propios ojos lo que verdaderamente está pasando en Venezuela, no es porque tengan odio unos con los otros, hay que ver la necesidad en los hogares donde la gente tiene hambre, donde la gente no consigue comida, se están muriendo por desnutrición los mismos adultos, ya la gente no aguanta más.

Es más, no es cuestión de ponerle a la situación pañitos de agua tibia, es cuestión de que los que representan a Venezuela reconozcan los errores y en tres meses no los podrán resolver, mucha gente se está muriendo de hambre y por falta de medicina.

En los hogares se pelean unos con los otros por la mala situación, la situación de Venezuela no es por el odio, es porque los proyectos no los pagaron, y entró en una gran crisis, reconozcamos nuestros errores para poder sentir el amor en nuestros corazones.

María del Carmen Guillén

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios