Arquidiocesana 09-12-12

II Domingo de Adviento/C “Bautismo de penitencia”
Entonces comenzó (Juan Bautista) a recorrer toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de penitencia para el perdón de los pecados (Lc. 3, 1-6)
Dios, invita a los seres humanos a convertirse y a entrar en comunión, con Él. El Bautista, desea que las personas busquen el rostro de Dios (Os. 5,15) que dirijan la vida hacia Dios.
Esa conversión de los pecados, se manifiesta en el ayuno, en la penitencia (Is. 58,5). Por eso el salmo 60, afirma: “Oh Dios, escucha mi clamor, atiende a mi plegaria… pues tú eres mi refugio”… (Salmo 60, 2-4). Aquel pueblo ha abandonado a Yahvé, ha despreciado al Señor; por ello se le pide que ame el bien, deteste los vicios. Es lo que dice (Isaías 1,16) busquen lo que es justo, socorran al oprimido, hagan justicia al débil, entonces sus pecados serán purificados; es conveniente un bautismo de penitencia y conversión. Es necesario que nos arrepintamos, que busquemos el perdón de nuestras culpas y pecados. Por eso, todos debemos para celebrar una navidad en Cristo, preparar el camino del Señor, hacer rectos sus senderos en nosotros.
Para esto debemos apartarnos de la droga, del exceso en el alcohol, del adulterio, de la paternidad o maternidad irresponsable, de la calumnia, de la destrucción de la familia, del crimen, del robo, del secuestro, del odio, de la corrupción, de la injusticia, para que lo tortuoso se vuelva derecho, los caminos ásperos, sean allanados y todos podamos ver la salvación (Lc. 3,1-6); y así desde el sacramento de la reconciliación, y las buenas obras, el amor y la Fe, celebremos una verdadera y hermosa navidad cristiana y en familia.
Que así sea-
Mons. Antonio José López Castillo
Arzobispo de Barquisimeto


Colmar la distancia
La Iglesia advierte profundamente la exigencia de respetar en su interno mismo la justicia y los derechos del hombre

La solemne proclamación de los derechos del hombre se ve contradecida por una dolorosa realidad de violaciones, guerras y violencias de todo tipo. …”También en los países donde están vigentes formas de gobierno democrático no siempre son respetados totalmente estos derechos”.
Existe desgraciadamente una distancia entre la “letra” y el “espíritu” de los derechos del hombre a los que se ha tributado frecuentemente un respeto puramente formal. La Iglesia advierte profundamente la exigencia de respetar en su interno mismo la justicia y los derechos del hombre.
El compromiso pastoral se desarrolla en una doble dirección: de anuncio del fundamento cristiano de los derechos del hombre y de denuncia de las violaciones de estos derechos. En todo caso, “el anuncio es siempre más importante que la denuncia, y esta no puede prescindir de aquél, que le brinda su verdadera consistencia y la fuerza de su motivación más alta.
La Iglesia confía sobre todo en la ayuda del Señor y de su Espíritu que, derramado en los corazones, es la garantía más segura para el respeto de la justicia y de los derechos humanos y, por tanto, para contribuir a la paz: “promover la justicia y la paz, hacer penetrar la luz y el fermento evangélico en todos los campos de la vida social; a ello se ha dedicado constantemente la iglesia siguiendo el mandato de su Señor.
Compendio de la doctrina social de la Iglesia

Conferencia Episcopal Venezolana

La caridad debe ser el signo distintivo

Lo que realmente importa en la vida es que somos amados por Cristo y que nosotros, en respuesta, le amamos. En comparación con el amor de Jesús, todo lo demás es secundario. Y sin el amor de Jesús, todo es vano.
En el Reino de los Cielos la única jerarquía será la del amor.
Dios quiere también que amemos a los demás. Aquí está el sentido de nuestra vida, en amar a Dios y a los demás, en amar a nuestros padres, hermanos y hermanas, a nuestros parientes y amigos, a todos los seres humanos, incluso a los que quizá nos hayan herido u ofendido. Amar al prójimo significa vivir para los otros, echándoles una mano, prestando servicio cuando se necesite, siendo justos, honrados y puros, amables, auténticos y bondadosos. Amar al prójimo quiere decir ayudar a construir un mundo mejor.
Amar es preocuparse de las otras personas, aceptarlas, salir del propio camino para ayudarlas, servirlas y animarlas. Compartir con los otros el mundo y las cosas buenas, como Dios las ha compartido con nosotros. Amando a los demás descubriréis el sentido de la vida.
En este mundo tan atormentado por revoluciones, originadas por el odio y por la lucha, hace falta la revolución del amor; es necesario que esta revolución se muestre más fuerte. Esto es también el radicalismo del amor.
Tenéis la grave responsabilidad de romper la cadena del odio que produce odio y de la violencia que engendra violencia. Habéis de crear un mundo mejor que el de vuestros antepasados. Si no lo hacéis, la sangre seguirá corriendo; y mañana, las lágrimas darán testimonio del dolor de vuestros hijos. Os invito, pues, como hermano y amigo, a luchar con toda la energía de vuestra juventud contra el odio y la violencia, hasta que se restablezca el amor y la paz en vuestras naciones.
Vosotros estáis llamados a enseñar a los demás la lección del amor, del amor cristiano, que es al mismo tiempo humano y divino. Estáis llamados a sustituir el odio con la civilización del amor.
El hombre se afirma a sí mismo de manera más completa dándose. Ésta es la plena realización del mandamiento del amor. Ésta es también la plena verdad del hombre, una verdad que Cristo nos ha enseñado con Su vida.
Para quien ha conocido y cree en el amor de Dios, lo único esencial es amar, tanto viviendo como muriendo. Y el sentido auténtico y pleno del vivir es dar la vida.
Ser hombres nuevos interiormente es el presupuesto indispensable para construir una relación nueva con los otros. He aquí el otro aspecto de la novedad cristiana: en un mundo que, cuando no cede a la tentación de la violencia, asume frecuentemente como norma de conducta social una especie de razonado egoísmo, ¿no constituye acaso una propuesta de novedad revolucionaria la de construir las relaciones humanas sobre un sentimiento desinteresado como el del amor? Con todo, es precisamente esto lo que Jesús ha pedido a quienes creen en Él. ¿No dijo en la última Cena: «Un precepto nuevo os doy: que os améis los unos a los otros»?
Juan Pablo II
Evangelio
Lucas (3,1-6): En el año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes virrey de Galilea, y su hermano Felipe virrey de Iturea y Traconítide, y Lisanio virrey de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías: «Una voz grita en el desierto: Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; elévense los valles, desciendan los montes y colinas; que lo torcido se enderece, lo escabroso se iguale. Y todos verán la salvación de Dios.» Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.
Santo Padre
ES FALSO QUE LA RAZÓN HUMANA ESTÉ BLOQUEADA POR LOS DOGMAS DE LA FE

Importante reflexión
de Benedicto XVI por el Año de la Fe

Ciudad del Vaticano, miércoles 21 de noviembre 2012 (ZENIT.org).- En su catequesis habitual de los miércoles, dedicada al Año de la fe, el santo padre Benedicto XVI centró su reflexión sobre la racionalidad de la fe en Dios, y la importancia para los cristianos de “dar razón de su esperanza”.
*****
Queridos hermanos y hermanas:
Avanzamos en este Año de la fe, llevando en el corazón la esperanza de volver a descubrir cuánta alegría hay en el creer, y en encontrar el entusiasmo de comunicar a todos las verdades de la fe. Estas verdades no son un simple mensaje sobre Dios, una información particular acerca de Él. Sino que expresan el acontecimiento del encuentro de Dios con los hombres, encuentro salvífico y liberador, que cumple con las aspiraciones más profundas del hombre, su anhelo de paz, de fraternidad, de amor. La fe conduce a descubrir que el encuentro con Dios mejora, perfecciona y eleva lo que es verdadero, bueno y bello en el hombre. Es así que, mientras Dios se revela y se deja conocer, el hombre llega a saber quién es Dios y, conociéndolo, se descubre a sí mismo, su propio origen, su destino, la grandeza y la dignidad de la vida humana.
La fe permite un conocimiento auténtico de Dios, que implica a toda la persona: se trata de un “saber”, un conocimiento que le da sabor a la vida, un nuevo gusto de existir, una forma alegre de estar en el mundo. La fe se expresa en el don de sí mismo a los demás, en la fraternidad que se vuelve solidaria, capaz de amar, venciendo a la soledad que nos pone tristes. Es el conocimiento de Dios mediante la fe, que no es solo intelectual, sino vital; es el conocimiento de Dios-Amor, gracias a su mismo amor.
Por eso es crucial para el hombre abrirse a la fe y conocer a Dios y su designio de salvación en Jesucristo. En el Evangelio, se inaugura un nuevo humanismo, una verdadera “gramática” del hombre y de toda realidad.
Esperamos entonces que nuestro compromiso en la evangelización ayude a dar una nueva centralidad del Evangelio en la vida de tantos hombres y mujeres de nuestro tiempo. Y oramos para que todos encuentren en Cristo el sentido de la vida y el fundamento de la verdadera libertad: sin Dios, de hecho, el hombre se pierde.

Iglesia en Marcha
Cofradía Divina Pastora
• Todas aquellas personas -hombres y mujeres- interesados en custodiar y llevar en hombros la Sagrada Imagen de la Divina Pastora, pueden dirigirse a la Iglesia Santa Rosa y solicitar información con el Diácono Jesús Alejo, o por los Telf.: 0424-5101740 / 0426-3584519 / 0414-5125706 –requisitos: una foto tipo carnet y fotocopia de cédula.

Misa
• La Renovación Carismática Católica invita a la Misa Arquidiocesana de Alabanza y Oración por los enfermos, celebrada por el Padre Rafael Chávez en la Capilla Sagrada Familia (Car. 27 entre Calles 16 y 17) el día 16/12 a las 9:00 a.m. Infor.: 0416-1209588

Asesoría
• Personas, parejas y/o familias que requieran apoyo para resolver sus conflictos familiares. Citas: 0251-7190050. Centro de Atención a la Familia de la Pastoral Familiar.

Retiro
• La Familia Misionera Verbum Dei, invita a participar en el retiro de discernimiento vocacional “Feliz tú porque has creído” del 17/12 al 21/12, lugar Casa de Retiro El Jabón. Bs. 400,oo. Inf.: 0412- 5178178 – Parroquia 0251-2734404.

Curso
• Curso de locución, dicción, pronunciación y dominio en público. Información 0414 5264845 / 0416 6544477. Invita Alegres en el Señor.

• Guitarra Católico para niños jóvenes y adultos. Inscripciones abiertas, horario: sábados de 9 a 11am. Infórmate al 04145264845. Invita Alegres en el Señor.

Aviso
La Rifa pro-fondos a beneficio por la salud de la Sra. Pura de Castillo, prevista para el domingo 09/12, ha sido pospuesta para el domingo 30/12.
Quienes deseen colaborar por quien ha dedicado su vida al servicio de Dios en diferentes ministerios eclesiales, comunicarse con: Marilú Méndez de Oropeza 0424.570.1985, María Elena Lozada 0424.583.3353, Sonia Colina de Carmona 0424.519.3960, Carmen Adela de Gozaine 0414.550.1176. Dios los bendiga

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios