Arquidiocesana 15-09-2013 : “Los Alejados”

Debemos cuidar a aquellos creyentes que se sientan cercanos y miembros conscientes de la Iglesia. Estos ya de alguna forma rezan, participan de los sacramentos, y tratan de llevar la vida de alguna manera según los valores del Evangelio y saben que deben cuidar su salvación eterna.

Pero además de éstos, debemos preocuparnos por los alejados, que no han tenido la oportunidad de una formación profunda y personalizante.

A ellos debemos buscar con todo respeto y dignidad, para motivarlos en dirección a Cristo, y a su Iglesia.

Al mismo tiempo pueden existir otros, que influenciados por ideologías, les hicieron creer que la Iglesia es opresora, que la religión aliena a los pueblos.

Pues bien, a estos, se debe con toda sabiduría hacerles ver el lado positivo de la religión y que si bien puede tener y tiene sus limitaciones precisamente porque es humana, pero como también es santa, es mucho mayor el bien y el servicio que han prestado a la humanidad.

A estos, con obras y buen trato, debemos procurar despertarles la confianza en Jesús, y en su Cuerpo Místico, la Iglesia.
Y aquellos que quizás hayan sufrido algún choque con algún miembro de la comunidad cristiana demostrarles que la caridad y la humildad, existen. Saberles pedir disculpas por esas circunstancias difíciles y dolorosas y hacerles entender que los humanos podemos tener limitaciones, pero que Cristo nunca falla.

En todo esto, el trato respetuoso, educado y de altura, será junto a la Gracia Divina, sumamente importante en el reencuentro.

El diálogo veraz, fraterno y profundo, facilitará ese entendimiento, con la Iglesia de Cristo.

Quienes se sienten separados por situaciones jurídicas complejas, o por culpas agobiantes o públicas, que sepan a través de nosotros, encontrar al Cristo misericordioso, que no vino a destruir sino a salvar.

Que todos con temor y temblor recordemos que “aquel que no tenga pecados que lance la primera piedra”.
Para que conscientes de que debemos corregirnos y buscar el bien, sin embargo estemos claros de que todos somos débiles.

De esta manera, se podrá cumplir la enseñanza de Cristo: “Así también hay alegría entre los Ángeles de Dios por un pecador que se convierta” (Lucas 15,10).

Mons. Antonio José López Castillo
Arzobispo de Barquisimeto

III Obispo de Carora

Nació en Caracas el 10 de mayo de 1948. Realizó sus estudios de primaria en los colegios Federico Ozanam (PP Paúles) en Caracas y Sto. Domingo Savio (PP Salesianos) en Los Teques. Concluidos sus estudios de educación media, obtuvo la Licencia en Sociología en la Universidad de Oriente en Cumaná (1974).

En 1974 ingresa en el Seminario San José de El Hatillo (Caracas) y Cursa estudios de Filosofía en el Seminario Arquidiocesano de Caracas (1974-77). En 1977 es enviado a Roma donde obtiene el Baccalaureatum en Teología, luego la Licencia en Teología, summa cum laude, y la especialización en Teología Moral en la Pontificia Universidad Gregoriana (1977-82), con cursos sectoriales en el Instituto Católico de París y en la Universidad de Tours.

Ordenado Sacerdote en Caracas el 26 de julio de 1980, en octubre del mismo año se desempeñó como Asistente en la Secretaría General del Sínodo mundial de los Obispos sobre el tema de la Familia, en Ciudad del Vaticano.

De regreso a Caracas en 1982, fue Vicario Parroquial en las Parroquias de San Francisco Javier de Lídice y de Ntra. Sra.

e La Paz en Montalbán (1983-85). Luego, pasó a formar parte del Equipo Directivo del Seminario Sta. Rosa y del Instituto Universitario Seminario Interdiocesano (IUSI), en el cual obtuvo la Licencia en Pedagogía Religiosa (1985) y se desempeñó como Sub-Director Administrativo, Coordinador de la Carrera de Educación y Docente de Etica y de Catequética (1982-87). Profesor de Teología Moral en el Seminario de Caracas desde 1982 hasta el 2013. Fue Director del Secretariado Catequístico Arquidiocesano y Canónigo de la Catedral Metropolitana de Caracas hasta 1988, cuando fue nombrado Párroco de La Anunciación del Señor en La Boyera (1988-2007). Por varios años fue Arcipreste de Baruta, miembro del Consejo Presbiteral y del Consejo de Asuntos económicos de la Arquidiócesis de Caracas. Participó como Asesor y luego como Miembro del Concilio Plenario de Venezuela.

Desde el 2006 es Director co-fundador del Semanario “La Iglesia Ahora”. En febrero del 2007 es nombrado Obispo Auxiliar de Caracas por el Papa Benedicto XVI. En la Conferencia Episcopal Venezolana ha sido miembro de la Comisión de Educación y actualmente es Presidente de la Comisión Episcopal de Laicos. El 23 de julio de 2013 es nombrado Obispo de Carora por el papa Francisco.

Padre Alexander Nieves

Pastoral de Comunicación

“Celebrar, renovar, evangelizar con María”

Jornadas Marianas 2013

La jornada busca enfatizar la importancia de redescubrir cada vez más el rol protagónico de María, como mujer de fe, esperanza y caridad

Las Jornadas Marianas 2013 en el marco del Año de la fe y del Año Jubilar Arquidiocesano quieren enfatizar la importancia de redescubrir cada vez más el rol protagónico de María, como mujer de fe, esperanza y caridad en la historia de la salvación y en la vida de nuestra iglesia. El tema de la Jornada es: Celebrar, renovar, evangelizar con María. Es un momento de reflexión para compartir nuestra fe que celebra, se renueva y renueva, y evangeliza con María la madre de Dios y nuestra madre.

¿Qué nos dice hoy la B.V. María?

Nuestras jornadas marianas se mueven desde unas preguntas esenciales: ¿Quién es María de Nazaret?, ¿Qué entendemos acerca de su persona y de su rol en nuestra fe cristiana y católica?, ¿Cuál es nuestra posición, no solo afectiva y espiritual, sino también doctrinal sobre María la madre del Señor?, ¿Qué sabemos de María a ciencia cierta: murió o no murió?, ¿Qué nos dice, en definitiva, hoy la B.V. María en un mundo multicultural, multiétnico y pluri-religioso acompañado al mismo tiempo con crisis de valores y de creencias? Vamos a buscar responder y compartir estas temáticas para descubrir entonces el núcleo mariano que nos mueve y sigue motivando nuestra fe católica.
-Misa de Inauguración el viernes 20/09 a las 5.00 pm

Celebra: Monseñor Antonio José López Castillo
Padre Antonio Larocca smc

Evangelio

(Lucas 15,1-32) .En aquel tiempo, se acercaban a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharlo; por lo cual los fariseos y los escribas murmuraban entre sí: “Este recibe a los pecadores y come con ellos”. Jesús les dijo entonces esta parábola: “¿Quién de ustedes, si tiene cien ovejas y se le pierde una, no deja las noventa y nueve en el campo y va en busca de la que se le perdió hasta encontrarla? Y una vez que la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría, y al llegar a su casa, reúne a los amigos y vecinos y les dice: ‘Alégrense conmigo, porque ya encontré la oveja que se me había perdido’. Yo les aseguro que también en el cielo habrá más alegría por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos, que no necesitan arrepentirse. ¿Y qué mujer hay, que si tiene diez monedas de plata y pierde una, no enciende luego una lámpara y barre la casa y la busca con cuidado hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas y les dice: ‘Alégrense conmigo, porque ya encontré la moneda que se me había perdido’. Yo les aseguro que así también se alegran los ángeles de Dios por un solo pecador que se arrepiente”. También les dijo esta parábola: “Un hombre tenía dos hijos, y el menor de ellos le dijo a su padre: ‘Padre, dame la parte que me toca de la herencia’. Y él les repartió los bienes. Unos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, se fue a un país lejano y allá derrochó su fortuna. Después de malgastarlo todo, sobrevino en aquella región una gran hambre. Fue a pedir trabajo y lo mandaron a cuidar cerdos. Tenía ganas de comer lo que comían los cerdos, pero no lo dejaban. Reflexionó y se dijo: ‘¡Cuántos trabajadores en casa de mi padre tienen pan de sobra, y yo, aquí, me estoy muriendo de hambre! volveré a mi padre y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo. Recíbeme como a uno de tus trabajadores’. Se puso en camino hacia la casa de su padre. Cuando su padre lo vio se enterneció profundamente. Corrió hacia él, y echándole los brazos al cuello, lo cubrió de besos. El muchacho le dijo: ‘Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo’. Pero el padre les dijo a sus criados: ‘¡Pronto!, traigan la túnica más rica y vístansela; pónganle un anillo en el dedo y sandalias en los pies; traigan el becerro gordo y mátenlo. Comamos y hagamos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo hemos encontrado”. Y empezó el banquete. El hijo mayor estaba en el campo, y al volver, cuando se acercó a la casa, oyó los cantos. Llamó a uno de los criados y le preguntó qué pasaba. Este le contestó: ‘Tu hermano ha regresado, y tu padre mandó matar el becerro gordo, por haberlo recobrado sano y salvo’. El hermano mayor se enojó y no quería entrar. Salió entonces el padre y le rogó que entrara; pero él replicó: ‘¡Hace tanto tiempo que te sirvo, sin desobedecer jamás una orden tuya, y tú no me has dado nunca ni un cabrito para comérmelo con mis amigos! Pero eso sí, viene ese hijo tuyo, que despilfarró tus bienes con malas mujeres, y tú mandas matar el becerro gordo’. El padre repuso: ‘Hijo, tú siempre estás conmigo y todo lo mío es tuyo. Pero este hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo hemos encontrado’”. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Santo Padre

Francisco: ‘Asociar la familia a la idea de esperanza y de futuro’
Roma, 12 de septiembre de 2013 (Zenit.org)

La familia es “una escuela privilegiada de generosidad, de compartir, de responsabilidad, escuela que educa a superar una cierta mentalidad individualista que se abre a paso en nuestra sociedad”.

…Así mismo, el papa Francisco recuerda que la Iglesia ofrece “una concepción de la familia, que es la misma del libro del Génesis, de la unidad en la diferencia entre hombre y mujer, y de su fecundidad”. Por tanto, continúa el santo padre, “queremos reafirmar que la familia así entendida permanece el primer y principal sujeto constructor de la sociedad y de una economía a medida del hombre y como tal merece ser apoyada activamente”.

…“Queremos entretanto —prosiguió Francisco— recordar sobre todo el testimonio simple pero bello y lleno de coraje de tantas familias que viven la experiencia del matrimonio o del ser padres de familia con alegría, iluminados y sostenidos por la gracia del Señor, sin miedo de enfrentar también los momentos de la cruz, que vivida en unión con la del Señor, no impide el camino del amor, pero más aún, puede rendirlo más fuerte y más completo”.

…Recordó también que el futuro de la sociedad está enraizado en los ancianos y en los jóvenes: estos, porque tienen la fuerza y la edad para llevar adelante la historia; aquellos porque son la memoria viva. Un pueblo que no cuida a los ancianos, a los niños y jóvenes no tiene futuro, porque maltrata la memoria y la promesa.

Arquidiócesis  de Barquisimeto

Gobierno Superior Eclesiástico Venezuela

• Se le recuerda a todos los Sacerdotes que la reunión del Clero será el martes 17 de septiembre a las 9:00 am en el Centro Pastoral Monseñor Benítez
• La Escuela de Nuevos Ministerios, informa que las inscripciones serán los días:
20, 21, 27 y 28/09. Información: 0416 8585593 / 0414-5273200

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios